La ProCuraDuría General de la República reveló ayer que fueron policías ministeriales quienes dispararon contra dos estudiantes de la normal rural de Ayotzinapa, el 12 de diciembre pasado. Además fueron emitidas 10 órdenes de aprehensión contra funcionarios de Guerrero por obstaculizar la investigación.

El titular de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada, José Cuitláhuac Salinas, informó que las evidencias muestran que personal de esa dependencia estatal incurrió (...) primero en una manipulación y falta de preservación de las evidencias; segundo, en una manipulación de las actuaciones .

Por otra parte, la directora de Coor­dinación de Servicios Periciales, Sara Mónica Medina Alegría, detalló que la conclusión pericial es que fueron elementos de la Policía Ministerial de Guerrero quienes dispararon a los estudiantes.

Entre los ahora indiciados se encuentra Alberto López Rosas, quien fuera titular de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Guerrero.

De acuerdo con el fiscal, el exprocurador es responsable de desviar y obstaculizar la indagatoria, que no son delitos graves, explicó, pero cuenta con una suspensión provisional que impide su aprehensión.

En el caso de los otros involucrados, enfrentan cargos contra la administración de justicia, encubrimiento y falsedad de declaraciones que impidió las indagatorias.

Manifestó que la investigación federal consta de 48 tomos de 33,551 fojas, que incluye dictámenes de medicina forense, criminalística de campo, retrato hablado, balística, video, fotografía, química, incendios y explosiones, valuación, tránsito terrestre y dactiloscopia.

Salinas enfatizó que de los hechos del 12 de diciembre del 2011 se desprenden delitos federales y del fuero común. Agregó que la dependencia estatal deberá seguir la investigación por privación ilegal de la libertad de tres personas, robo de vehículos, objetos, lesiones, daño en propiedad ajena y abuso de autoridad.

El homicidio de los dos estudiantes y la muerte del empleado de una expendedora de gasolina deberán ser resueltos por la Procuraduría estatal; mientras, la Procuraduría General de la República sigue investigando probables delitos de posesión de cartuchos y armas para uso exclusivo del Ejército, ataques a las vías de comunicación, abuso de autoridad y tortura.

ASÍ PASÓ TODO

El 12 de diciembre estudiantes de la normal de Ayotzinapa, Guerrero, se enfrentaron a policías cuando fueron desalojados de la Autopista del Sol. En el enfrentamiento murieron dos jóvenes.

El empleado de una gasolinera también murió por las quemaduras que le dejó su intento de controlar el incendio de una bomba de combustible, presuntamente provocado por personas que participaban en el bloqueo.

Alberto López Rosas y tres funcionarios más de la Procuraduría local fueron destituidos de sus cargos un día después.

[email protected]