El presidente Enrique Peña Nieto se jactó de encabezar la administración del empleo, la inversión extranjera y nacional, y de la educación, resultado todo eso, dijo, de la confianza que proyecta México, que deseó se pueda mantener en el siguiente gobierno.

“La inversión privada no llega a un país si no hay condiciones de confianza, si no hay respeto al Estado de Derecho, si no hay respeto al inversionista, a lo que está arriesgando. Y esas son las condiciones que ha sembrado este gobierno: confianza. Y eso nos permite convertirnos no sólo en la gestión de más empleos, sino en la gestión que ha atraído mayor inversión productiva, mayor inversión para infraestructura”, afirmó desde Veracruz.

Durante el acto de entrega formal e inauguración del tramo Nautla-Gutiérrez Zamora, correspondiente a la primera etapa de la carretera en construcción Cardel-Poza Rica, que prometió estará terminada entre septiembre y agosto próximos, el Ejecutivo destacó que la suya “ha sido también la gestión que ha promovido la educación de calidad”.

Ese tipo de educación “poco a poco se está sintiendo en las escuelas’’, aseguró.

“No podemos condenar a las generaciones de hoy a que el día de mañana, por no tener los elementos formativos, estén condenados a la frustración o al fracaso. Queremos que tengan oportunidades de éxito y de crecimiento personal. Y eso se logra, solamente, a través de una educación de calidad”.

En la “recta final” de su gobierno, pidió “hacer un balance objetivo, objetivo realmente, de cuánto hemos avanzado”.