Los Gobiernos federal y el de Nuevo León firmaron el convenio modificatorio del Operativo Nuevo León Seguro, que extiende la presencia de las fuerzas federales mientras el poder estatal depura y fortalece mandos policiacos.

El secretario de Gobernación, Alejandro Poiré, comentó que el convenio se extenderá hasta el 30 de noviembre del 2012; expuso que la estrategia nacional de seguridad es una política de Estado.

Estamos en época de campañas, de críticas, de alternativas; hay distintas alternativas, quizá valga la pena una reflexión. Por ese ejercicio democrático y plural de los tres poderes de la unión y de los resultados que se empiezan a ver, en los que se reducen los índices de homicidio, se está gestando, qué duda cabe, un consenso social básico de que no podemos dar ni un paso atrás en el combate a la delincuencia , afirmó.

Alejandra Sota, vocera presidencial, dijo que con el convenio se busca combatir la criminalidad y el aumento de la incidencia delictiva en el estado.

Poiré Romero aseguró que los índices delictivos van a la baja y muestran una tendencia alentadora, pero todavía no se llega a los registros deseados.

Destacó que los fondos federales para Nuevo León el año pasado fueron 557 millones de pesos y serán de 694 millones para éste año, un incremento de 24.5 por ciento.

El gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina, dijo que seguirán con el esfuerzo conjunto para fortalecer las instituciones, avanzar en la lucha contra la inseguridad y hacer que prevalezca la ley.

Hemos apretado el paso en la coordinación estrecha, que debe existir entre la autoridad federal y local, es una condición y convicción de mi gobierno , agregó.

A la reunión también asistieron el general Luis Arturo Oliver, el Jefe del Estado Mayor de la Secretaria de la Defensa y Alejandra Sota.

[email protected]