La actual administración federal respetará hasta el último minuto del 30 de noviembre la libertad de expresión de todos los mexicanos, incluidas manifestaciones como las recientes de los jóvenes, tanto en el Distrito Federal como en otras partes del país, aseguró el titular de la Segob, Alejandro Poiré Romero.

Al encabezar el acto de la firma del acuerdo sobre zona sagrada de Wixárika, el secretario de Gobernación señaló que los jóvenes son un activo fundamental para el país y el hecho de que hoy se expresen abiertamente es muy valioso para la sociedad en su conjunto.

Sin embargo, en el marco de la libertad de expresión que respeta y promueve el gobierno federal es necesario que esas manifestaciones se realicen con tolerancia y respeto a los derechos de los terceros.

Es muy importante que a través de esas expresiones se haya logrado identificar las exigencias de un amplio sector de la población y con ello las posibilidades de las alternativas posibles para atenderlas , subrayó.

Insistió en que el gobierno federal será escrupulosamente respetuoso de la libertad de expresión, no sólo de los jóvenes, sino de todos los grupos de la sociedad, y recordó que el goce de dicha libertad es producto del trabajo intenso de los mexicanos a lo largo de varias décadas.

Llamó a los jóvenes a dar a conocer sus demandas dentro de un ámbito democrático y de respeto a la ley, para lograr los cambios que el país requiere y que ellos demandan.

Poiré Romero expuso que no cabe duda de que esas exigencias se deben encausar y pidió a los jóvenes que tomen como ejemplo la lucha del pueblo wixárika para defender su libertad dentro de un marco de integridad y en pleno respeto a la ley.

El gobierno federal, recalcó, seguirá siendo escrupulosamente respetuoso de la libertad de expresión como lo ha sido desde el principio y como lo hará hasta el final de su mandato.

MIF