El candidato presidencial del Movimiento Progresista, Andrés Manuel López Obrador, se comprometió a encabezar un gobierno de combate a la corrupción, tema que, dijo, no es fácil, pero tengo la voluntad de hacerlo y no me va a temblar la mano .

Ante simpatizantes en esta histórica ciudad, consideró que la desigualdad social y los problemas que enfrenta la nación, como las dificultades económicas, tienen solución mediante una necesaria transformación del país, así como frenar la mancha negra que está asfixiando al pueblo de México .

Destacó que es necesario convertir la honestidad en un estilo y forma de gobierno y de esta manera dar marcha atrás a una cultura de corrupción que no podemos aceptar, menos cuando se establece que quien no tranza, no avanza. Estos son argumentos del PRI que nos quieren establecer como una forma de gobierno .

Agregó que en la actualidad México es una nación de contrastes, ya que existen injusticias y privilegios, estos últimos para unos cuantos y, por el contrario, somos una nación con recursos naturales, riqueza, cultura y un pueblo trabajador sumido en una crisis y en una degradación progresiva .

Entre sus propuestas de gobierno, destacó su esfuerzo por conseguir ahorros por unos 800 millones de pesos, entre ellos producto de acabar con los privilegios fiscales, lo que va a permitir invertir en diversos proyectos, principalmente de índole alimentaria para alcanzar la autonomía.

Así como también, señaló, reducir el precio en gasolina, diesel, gas y luz, para lo cual crearán cinco nuevas refinerías.

En su llamado a buscar nuevos adeptos y cuidar el voto con miras al próximo 1 de julio, el político tabasqueño dijo que es necesario que la ciudadanía salga a sufragar como medida de demostrar que ya no quiere limosnas.

En el tema de la seguridad, indicó que el mexicano no es malo por naturaleza, no nacemos con vocación delictiva, son las circunstancias que han llevado a muchos al camino de las conductas antisociales, es el abandono a los jóvenes lo que lleva a este estallido de odio, de resentimiento, a esta crisis de inseguridad y violencia .

Asimismo, llamó a las izquierdas en Yucatán a la unidad, ello en momentos en los que los comités ejecutivos estatal y nacional del PRD mantienen una pugna por la asignación de candidaturas, la representación ante el Instituto Estatal Electoral y la asignación de recursos públicos para las campañas.