“Si cometió un delito, que se castigue. Nosotros no vamos a proteger a nadie”, afirmó el candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador (Morena, PT y PES), respecto a la detención de Alfonso Miranda Gallegos, candidato de la coalición “Juntos haremos Historia” a presidente municipal de Amacuzac, Morelos, por sus vínculos con el grupo delictivo de “Los Rojos”.

Entrevistado luego de encabezar un mitin de campaña en Tenancingo, estado de México, López Obrador afirmó que se debe castigar al abanderado de Morena, PT y PES a alcalde de Amacuzac si se comprueba que secuestraba a sus adversarios políticos, como aseguran las autoridades que lo detuvieron.

“Si cometió un delito, que se castigue. Nosotros no vamos a proteger a nadie que haya cometido un delito. No sé, pero si hay que se aplique la ley”, dijo.

Al candidato presidencial se le preguntó si no representa una alerta sobre la infiltración de grupos delictivos en campañas, a lo que respondió: “(Una alerta) para todos. Son dos cosas: si se cometió un delito que se castigue, pero que no se utilicen estos casos con propósitos electorales, ósea, si no es culpable no tiene por qué ser juzgado; si es culpable que se le aplique la ley, nosotros  no protegemos a delincuentes”.

Santiago Miranda Hernández es tío de Santiago Mazari “El Carrete”, líder del cártel de Los Rojos, agrupación delictiva a la que Miranda ofrecía protección, de acuerdo con las autoridades.

Cero enfrentamientos, dice  

El candidato presidencial de la coalición Juntos Haremos Historia, reiteró que pese al desplegado de los empresarios del lunes, no tendrá más enfrentamiento con la clase empresarial.

“Que no se malinterprete. Nosotros no tenemos problemas con los empresarios, merecen nuestro respeto; nosotros tenemos problemas con los traficantes de influencias, con los de la mafia del poder, con los machuchones, con los camajanes, con los que se creen amos y señores de México, no con los empresarios. Ahora me están llegando cartas de empresarios diciendo: yo no me siento representado por los que están representando esta campaña”.

“Sobre todo pequeños y medianos empresarios. Es que hay niveles, entonces, no voy yo a pelearme con los empresarios, vamos a buscar siempre la unidad, pero que entiendan los que están detrás de esto, que no les gusta el cambio, que entiendan que se les pasó la mano, que ya fue mucho, que han robado demasiado, y que tienen en la pobreza al pueblo”, comentó.

López Obrador dijo que en el caso de la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México, no se quedará callado pero no se peleará con los inversionistas.

“Yo no soy irresponsable para decir si: no me voy a pelear, no voy a decir nada, me voy a quedar callado, porque si no me van a echar montón, me van a sacar desplegados, van a asustar a la gente, y a lo mejor no voy a ganar. Es que yo no estoy acostumbrado a ganar a toda costa, sin escrúpulos morales de ninguna índole, yo no lucho por cargos, lucho por ideales, por principios, y siempre digo lo que pienso”, comentó.

[email protected]