El pleno de la Cámara de Diputados aprobó el dictamen que reforma la Ley de Caminos, Puentes y Autotransporte Federal, con lo que se obliga a que los vehículos que circulen por carreteras cuenten con un seguro de daños a terceros.

Así, el propietario del vehículo será responsable de que el automóvil cuente con dicho seguro, mientras que la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) federal será la autoridad encargada de imponer sanciones por conducir vehículos sin este requerimiento.

A través de la Policía Federal, en caminos y puentes federales se cobrará una multa que será de 20 a 40 días de salario mínimo vigente en el Distrito Federal , establece la reforma que fue turnada al Senado de la República para los efectos constitucionales.

De acuerdo con lo aprobado por la Cámara baja, el propietario del vehículo tendrá 45 días naturales para la contratación de una póliza de seguro, misma que al presentarla ante la autoridad recaudatoria durante el término anterior, permitirá la cancelación de la infracción.

En las consideraciones se señala que en México el parque vehicular nacional corresponde a 32.3 millones de unidades, de las cuales 74.2% no están aseguradas, y entre los estados con mayor porcetanje de vehículos sin seguro destacan Baja California Sur, Zacatecas, Guerrero e Hidalgo.

Asimismo, se expone que cada quince minutos fallece una persona, víctima de algún accidente, de los cuales 41% se deben a accidentes automovilísticos, y de éstos 14% ocurren en carreteras federales y 6% en estatales.

En tanto que de acuerdo con el Consejo Nacional para la Prevención de Accidentes (Conapra) cada año, a nivel nacional, uno de cada cuatro vehículos sufre un accidente, y tres de cada 100 muertes es producida por un accidente vial y 40,000 personas quedan con discapacidad permanente tras un siniestro vial.

MIF