San Cristóbal de Las Casas.- El obispo Felipe Arizmendi Esquivel, lamentó el homicidio de la periodista Regina Martínez y que sigan sucediendo estos casos .

Aseguró que este hecho debe ser una llamada de atención para educar desde la familia, los medios de comunicación y la escuela para que haya respeto entre unos y otros.

Obviamente las autoridades tendrán que hacer su papel para que haya más vigilancia, sobre todo protegiendo algunas personas que están más vulnerables o expuestas algún tipo de venganzas, o de atropellos, como los periodistas , consideró.

Entrevistado en la Catedral de la Paz, el prelado comentó que el problema está más generalizado, no está concentrado en los periodistas, pero lamentamos mucho este caso… debe haber justicia.

Las investigaciones deben esclarecer los móviles que llevaron a esto, a veces son lamentablemente una forma de silenciar a alguien cuando sus reportajes están molestando a los demás aseguró.

MIF