Ginebra.- El Comité contra la Discriminación Racial (CERD) informó hoy que este martes y miércoles revisará el informe de México sobre el tema en la sede de la oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para Derechos Humanos (ACNUDH).

Según la información, los integrantes del Comité de la ONU evaluarán la situación que se vive en ese país en lo que concierne a la situación de discriminación racial y presentarán sus recomendaciones al gobierno de México en fecha posterior.

La delegación mexicana que presentará el informe está encabezada por el presidente del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), Ricardo Bucio Mújica.

También asisten el director general de Derechos Humanos y Democracia de la cancillería mexicana Alejandro Negrín y el jefe de la Unidad de Planeación de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, Janitzio Durán, entre otros funcionarios.

Al respecto, Amnistía Internacional (AI) externó su preocupación por actos de discriminación racial de la que son objeto pueblos indígenas en México y migrantes en situación irregular que transitan por el país, especialmente mujeres y niños.

En un documento al que tuvo acceso Notimex, AI subrayó que las mujeres y los niños migrantes son especialmente vulnerables.

Citó un informe que documentó "los abusos sistemáticos cometidos por bandas delictivas y funcionarios públicos contra migrantes en situación irregular que atraviesan México, en su mayoría procedentes de Centroamérica".

Asimismo, denunció que en varias ocasiones las bandas delictivas, que "a menudo actúan en connivencia con funcionarios públicos o con su aquiescencia, son responsables de la mayoría de estos abusos".

"El hecho de que los gobiernos federal y estatales no aborden de forma efectiva los casos de xenofobia y discriminación contra migrantes en situación irregular significa que estas personas corren un mayor riesgo de sufrir abusos", observó la ONG.

"A los migrantes se les niega habitualmente el acceso a justicia o a la protección, debido a que no pueden acceder a mecanismos adecuados de protección o presentación de denuncias", añadió el informe citado por AI.

indicó que "los responsables de los abusos rara vez rinden cuentas de sus actos, lo que fomenta un clima de impunidad y tolerancia hacia los abusos cometidos contra las personas migrantes".

Amnistía Internacional hizo referencia a los casos de agosto de 2010 cuando fueron hallados los cuerpos de 72 migrantes asesinados por una banda delictiva en el norteño estado de Tamaulipas y otros 183 cuerpos sin identificar que aparecieron en la misma entidad en abril de 2011.

Las investigaciones han dado lugar a la detención de unos 80 presuntos miembros de la banda delictiva, entre ellos 17 policías locales, aunque "no está claro cuántas de estas detenciones guardan relación con el secuestro y el homicidio de migrantes".

Amnistía Internacional reconoció que el gobierno mexicano ha llevado a cabo algunas reformas legales importantes, como la nueva ley sobre migración, que promueve el reconocimiento de los derechos de los migrantes, incluido el acceso a la justicia.

En relación con los pueblos indígenas, el documento reconoció que la Constitución de México ha reforzado las normas contra la discriminación y ha promovido el reconocimiento de la naturaleza multiétnica del país, especialmente en lo que respecta a los derechos de los 10 millones de indígenas.

Pero sostuvo que "muchas de estas personas siguen viviendo en condiciones de extrema pobreza y marginación y sufren habitualmente una discriminación directa e indirecta".

De acuerdo con fuentes de la CERD, eobre estas y otras interrogantes la delegación de México deberá responder a los expertos del Comité de la ONU en las sesiones que se llevarán a cabo en la sede de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) en Ginebra.

MIF