Antonio Luigi Mazzitelli, representante regional de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, respaldó la iniciativa del gobierno mexicano de disolver los gobiernos municipales en caso de infiltración de crimen organizado y aclaró que la apoya sólo si es temporal, está justifocada y con repromagración de elecciones, en el marco de las Audiencias Públicas en Materia de Seguridad y Justicia que realiza el Senado para analizar la iniciativa del Presidente Enrique Peña Nieto en materia de municipios y mando único policial.

"La posibilidad de intervenir de manera preventiva es un instrumento eficiente, eficaz y sobre todo garantista, que pueda romper el círculo vicioso de complicidad y corrupción que acaba con el Estado de Derecho en el territorio", dijo.

Mazzitelli dijo que dichas intervenciones de la Federación para disolver un municipio deben estar sustentadas de manera muy clara y comprobando las infiltraciones con indicios concretos, unívocos y relevantes, que puedan atestar la existencia de relaciones directas o indirectas entre administradores públicos y el crimen organizado .

Ser siempre temporal, en el sentido de fijar de manera muy clara los términos de la intervención y la reprogramación de elecciones locales. La medida es una medida garantista y de eliminar las sospechas (de) que los que han sido elegidos no estén representando o no estén operando para implementar y para defender sus intereses , dijo

En el Senado de la República, Mazzitelli admitió que en los municipios el crimen organizado encuntrean el primer objetivo de infiltración y que sin necesidad de utilizar la violencia controlan todas las dinámicas económicas y políticas.

El funcionario de la ONU, dijo que implica la progresiva y complaciente sustitución de los principios de buen gobierno, de imparcialidad y de legalidad, por los intereses privados de la cooptación criminal y de la opacidad en la administración.

La disolución de los municipios debería ser como medida preventiva y posiblemente de carácter administrativo, no penal; cuyo objetivo es restablecer las condiciones para que las instituciones puedan cumplir sus funciones y así proteger y fortalecer los principios democráticos de representación y de buena administración, indicó.

El representante de la ONU dijo que la intervención del gobierno federal en los municipios no debe ser visto como la solución a todos los problemas de violencia e inseguridad que aquejan a las regiones del país.

Esta reforma es un paso adelante en la construcción de una política de Estado en materia de justicia, seguridad y de promoción y respeto de los derechos políticos de los ciudadanos dijo.

Con información de Reforma

rarl