La ex comandante de la policía comunitaria de Olinalá, Guerrero, y candidata plurinominal de Morena al Senado de la República, Nestora Salgado, afirmó que nunca fue una secuestradora y que las detenciones que hicieron los comunitarios fueron legales. La designación de Salgado entre los aspirantes al Congreso de la Unión por parte de Andrés Manuel López Obrador, candidato presidencial por Morena, generó polémica por el pasado de esta guerrerense.

Entrevistada por El Economista, Salgado García afirmó que ya fue absuelta del delito de secuestro, y aseveró que su candidatura está firme, debido a que nadie la impugnó ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

—¿Cuál es su situación legal?   

—La situación legal: estamos libres, demostramos nuestra inocencia, junto con el pueblo mexicano y además muchísimas organizaciones a nivel internacional. No es que no me hayan probado un delito, nunca lo cometí. Estoy aquí libre porque ellos (las autoridades) no pudieron probarme uno solo. Me acusaron injustamente. Me quitaron 2 años 8 meses de mi vida, por una mentira que no pudieron sostener.

—¿Está absuelta?

—No tengo ninguna causa penal. Dijeron mucho. A los que dijeron que era una secuestradora, estoy aquí porque soy inocente, y con la cara en alto voy a luchar por mi gente.

—¿No fue secuestradora?

—Por supuesto que no. La secuestrada fui yo.

—¿Su candidatura está sólida?

—Sí, por las dos vías. No hubo ninguna impugnación, hasta ahorita.

—¿Las dos?

—Sí, en fórmula en Guerrero, y la pluri, número 9.

—¿Qué le dice a quienes le cuestionan haber tomado las armas y ahora buscar la institucionalización?

—Cualquiera que se vea amenazado, cualquier persona que está en peligro de muerte por criminales, creo que tiene todo el derecho. Con mucha más razón, la policía comunitaria de Olinalá, Guerrero, y del estado de Guerrero, que es legal, jurídicamente legal, institucionalmente reconocida. Hay una ley, para los que no saben, la ley 701 que avala a las policías comunitarias. Nosotros no hacemos nada ilegal, ninguna detención es ilegal, porque dentro de las funciones del policía comunitario, hay detenciones, y lo dice su artículo 35. Entonces, nosotros nunca hemos cometido un delito, ni estamos fuera de la ley.

—¿Es común que los delincuentes manden a llamar a los obispos y a los candidatos?

—No sabría decírtelo, yo no creo que yo pudiera ir a una reunión con ellos, pero cada uno habla por uno mismo. Es algo muy delicado, pero yo creo que juntos construiremos la paz.

—¿En su caso, la han llamado?

—No, yo creo que no lo harían, porque creo que tengo una boca muy grande para denunciarlo.

—¿Puede entrar libremente al estado, o está amenazada?

—Fui en la apertura de campaña que se hizo en Acapulco con el compañero Salgado Macedonio, estuvimos por ahí. Y yo voy a tener agenda en Guerrero y ahí estaremos.

—¿Se siente segura?

—En México no se siente seguro. En ningún lugar de México me siento segura, pero estaremos luchando, acompañada del pueblo, y esa es la seguridad que tengo”.

—¿Aceptaría la seguridad federal que ofreció la Secretaría de Gobernación?

—No la he pedido, no la voy a pedir. Confío en el pueblo; que nos quieren.

—¿Cuál es su idea en caso de llegar al Senado?

—Lo he dicho siempre, mi intención es poder hacer que nuestra gente olvidada, que ha sido ignorada, tenga voz. Luchar por sus derechos. Tenemos que lograr que haya justicia, la paz, porque no va a venir sola. Creo que juntos lo vamos a lograr. Yo veo la cara de la gente toda cansada, con miedo, y creo que con toda la decisión de este cambio, de lograr para que se dé este cambio.

[email protected]