Tras ser nombrado como el nuevo presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en un proceso de una votación que evidenció una división al interior del Máximo Tribunal, el ministro Luis María Aguilar Morales, encabezó la primera sesión ordinaria de Pleno en la se resolvieron seis asuntos; un impedimento y cinco contradicciones de tesis. Todos los casos fueron votados como inexistentes.

En dicha sesión, no acudió el ex presidente del Máximo Tribunal, Juan Silva Meza, debido a formó parte de la comisión de receso de fin de año, por lo que, por derecho, le fueron asignadas vacaciones.

En sesión el Pleno resolvió dejar sin materia contradicciones relacionadas con la ejecución de las sentencias de amparo, la procedencia del recurso de apelación en el juicio ordinario civil federal y sobre la facultad de atracción en los recursos de revisión fiscal, las cuales fueron declaradas inexistentes.

El Pleno también determinó que no existe fundamento legal, para que la Ministra Olga Sánchez Cordero, deje de conocer un incidente de inejecución de sentencia.

Por otro lado, la SCJN aceptó a trámite una controversia constitucional promovida por el Senado de la República mediante la cual reclama el acuerdo del 12 de noviembre del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) que fijó reglas para la portabilidad numérica.

El Senado busca que se declaren inconstitucionales bajo el argumento de que el IFT fue más allá de la ley. El Máximo Tribunal deberá analizar si la solicitud es procedente para ser estudiado de fondo y si le compete resolver el asunto.

[email protected]

mfh