Reunida con gobernadores del país de manera virtual, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, advirtió que ante el riesgo de un repunte en contagios de Covid, se debe actuar “juntos” para velar por la salud de la población.

La funcionaria indicó que durante los meses de la pandemia, la relación entre Federación y entidades se ha estrechado para enfrentar dos retos: el de salud y el económico, y si bien se ha guardado la llamada “sana distancia”, eso no ha impedido que haya diálogo y se alcancen acuerdos.

“Hoy tenemos un nuevo reto: el riesgo de un repunte de contagio, de saturación de hospitales y de incremento en muertes por Covid. Es un riesgo que estamos o que podemos padecer en las siguientes semanas y que tenemos que enfrentar".

“Riesgo en el cual tenemos que actuar juntos para cumplir las tareas que tenemos encomendadas”.

Expuso que las medidas para atender la contingencia se han tomado a partir de las facultades que tiene cada orden de gobierno.

Y en el marco de las diferencias con los gobernadores que se agrupan en la Alianza Federalista, la secretaria aprovechó la reunión para hacer un llamado a la unidad.

“Yo estoy convencida de que todos los estados... tanto aquellos organizados en la Conago, como los que están en la Alianza Federalista, tienen como prioridad el bienestar de cada una de las personas que habitan en sus estados”.

“Hago un llamado a permanecer unidos y a no dejar que la incertidumbre nos lleve por senderos que pueden derivar en más complicaciones”. Manifestó que México es un país diverso y construir un nuevo Federalismo implica que esa diversidad se haga presente en las discusiones, pero que no debe ser sinónimo de enfrentamiento.