La Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) dio a conocer que se instalaron 100 ventanillas de atención en todo el país para agilizar el proceso de inscripción de los adultos mayores que habitan en zonas urbanas y que quieren ser beneficiarios del Programa 70 y más.

Los adultos mayores inscritos en el programa recibirán 1,000 pesos cada bimestre, siempre y cuando carezcan de pensión o de prestaciones sociales.

El secretario de Desarrollo Social, Heriberto Félix Guerra, expuso a través de un comunicado que el apoyo gubernamental no es suficiente; no obstante, para nueve de cada 10 adultos mayores representa su única fuente de ingresos.

La entrega de los recursos económicos para los beneficiarios no se hará en efectivo sino a través de una tarjeta de débito.

Félix Guerra expuso que con la universalización de 70 y más se pretende llegar a 3.5 millones de beneficiarios y recordó que en el 2007 el programa tenía menos de 1 millón de ellos.

Por otro lado, el encargado de la política social del país exigió a los funcionarios de la Sedesol blindar los programas en época electoral, pues el condicionamiento de éstos representa uno de los delitos más denunciados ante la Fiscalía Especializada contra Delitos Electorales (Fepade).

Hoy más que nunca se necesita un compromiso institucional que permita erradicar, de una vez por todas, las viejas prácticas donde los recursos sociales se cambiaban por votos para uno u otro partido , precisó.

Por ello exhortó a los mexicanos a no quedarse callados y denunciar ante la Fepade cualquier anomalía en el manejo de los recursos públicos. Destacó que la Secretaría dispone de 174 buzones a nivel nacional para la recepción de quejas y denuncias.

tania.rosas@eleconomista.mx