La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), en conjunto con la Secretaría de la Función Pública (SFP), emitió nuevos lineamientos en materia de austeridad, con los cuales se prohíbe la creación de nuevas plazas salvo con autorización, se delimita la contratación de personal, y se privilegian temas como el home office.

Los lineamientos tienen como objetivo regular y establecer las medidas de austeridad en el ejercicio del gasto público, primordialmente en el gasto corriente, “para lo cual se deberán sujetar a los criterios de legalidad, honestidad, eficiencia, eficacia, economía, racionalidad, austeridad, transparencia, control, rendición de cuentas y equidad de género, de forma tal que de las erogaciones destinadas a las actividades y funciones que corresponden a la Administración Pública Federal, se obtengan ahorros”.

En el caso de partidas específicas relacionadas a la telefonía, servicios de comunicación e Internet, energía, combustibles, fotocopiados, viáticos, alimentación, papelería y útiles, remodelación de oficinas, equipo de cómputo, pasajes, congresos, convenciones, exposiciones y seminarios, los montos no podrán exceder lo ejercido en el presupuesto inmediato anterior, una vez considerando los incrementos por inflación.

En cuanto a la administración de recursos humanos, los lineamientos señalan que los entes públicos “procurarán abstenerse de solicitar la creación de plazas en los niveles más altos de los grupos jerárquicos”, además de prohibir la creación de plazas salvo que sean aprobadas en el presupuesto.

“Para aquellos casos en los que las condiciones lo permitan y que no generen costos adicionales, las unidades administrativas de los Entes Públicos podrán implementar esquemas de trabajo a distancia para las personas servidoras públicas, y para lo cual deberán contar con el visto bueno de la Oficialía Mayor, de la Unidad de Administración y Finanzas o los equivalentes del Ente Público que corresponda”.

politica@eleconomista.mx