Un grupo de normalistas, algunos de ellos encapuchados, tomaron la costera de Acapulco y mantienen retenido al alcalde del puerto, Luis Walton Aburto en el interior de su camioneta, misma que es resguardada por su equipo de seguridad.

Los manifestantes pasaron por alto las solicitudes del gobernador Rogelio Ortega para que no bloquearan las zonas turistas.

Iniciaron las movilizaciones en punto de las 12:00 horas y tomaron un tramo de la franja turística de Acapulco, a la altura del Centro Internacional Acapulco (CIA), lugar en donde el edil encabezó un acto para el arranque de la temporada de vacaciones de diciembre.

Los normalistas bloquearon el paso para la camioneta del alcalde y la rodearon. Cabe señalar que las protestas se gestan en el marco de la exigencia de la aparición con vida de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, hechos ocurridos el pasado 26 de septiembre el Iguala, Guerrero.

mrc