El candidato presidencial de la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, afirmó que de ganar las elecciones del 1 de julio, no perseguiría a ninguno de sus adversarios políticos, incluido el ex presidente de México, Carlos Salinas de Gortari, quien dijo que no tendría por qué salir del país.

“No hace falta que se autoexilie ni Salinas, ni ningún personaje porque van a poder vivir con libertad en nuestro país, no vamos a perseguir a nadie, no va haber destierro para nadie” afirmó.

Entrevistado luego de participar en la 101 Asamblea General de Socios de American Chamber, López Obrador fue cuestionado por los reporteros acerca de la reunión de cumpleaños del ex presidente Carlos Salinas de Gortari, a la que acudieron varios personajes de la vida política de México, entre ellos el presidente Enrique Peña Nieto.

López Obrador dijo no parecerle raro que Salinas de Gortari tenga ese nivel de convocatoria, pues dijo que es una persona que tiene un alto poder dentro de la política mexicana.

“Es normal, porque él sigue teniendo mucha influencia en el gobierno de México, eso es público y es notorio, no debe de extrañarnos, yo lo he dicho desde hace muchos años que Carlos Salinas representa a un grupo de intereses creado muy poderoso; es un grupo que se constituyó desde su gobierno cuando se entregaron empresas, bancos a particulares, muchos de ellos allegados a Carlos Salinas, con todo este grupo, de poder económico, de poder político.

“Pero yo también quiero dejar de manifiesto que nosotros no vamos a perseguir a nadie, no es mi fuerte la venganza, no va a haber persecución, no vamos a desterrar a ningún personaje de la vida pública, política de México; lo único que va a suceder es que se va a terminar con la corrupción y la impunidad,  y el gobierno de México ya no va a estar al servicio de una minoría, se va a gobernar para los que viven en el campo, los que vive en la ciudad”, comentó.

[email protected]