Raquel Buenrostro, jefa del Servicio de Administración Tributaria (SAT), dijo a los senadores que desde la institución que preside no buscan “cargarle la mano al contribuyente”, por lo que no ven necesario incrementar o crear nuevos impuestos.

Durante la reunión virtual que sostuvo con integrantes de las Comisiones Unidas de Hacienda y Crédito Público, y de Estudios Legislativos, Segunda, del Senado, afirmó que el implementar medidas como esas sólo afectará a contribuyentes que cumplen, por lo que se debe buscar que los que no cumplen empiecen a pagar impuestos.

“El contribuyente cumplido ya está pagando y cuando se sube la tasa de los impuestos, es el primero que tiene que pagar una tasa mayor. En cambio, el que no paga sigue sin pagar […] Es obligación del Gobierno generar una nueva cultura contributiva donde todo mundo quiera o vea que es necesaria su aportación, su contribución fiscal y que todos aquellos que no pagan, que paguen”, aseveró.

La funcionaria, quien hace unas semanas dio positivo a Covid-19, refirió que ante la pandemia el SAT tuvo que impulsar una serie de medidas para que la recaudación no se viera tan afectada debido al cierre de la actividad económica.

Las medidas implementadas por el SAT fueron ejercer una mayor fiscalización dentro del rubro de grandes contribuyentes ya que, después de una revisión de varios sectores de la economía, el fisco se dio cuenta que muchas industrias no habían sido revisadas en años.

“Esto nos permitió sortear la crisis (…) Son recursos que siempre fueron del fisco y, por alguna razón, las empresas no los habían pagado correctamente. No fue una presión sobre la actividad económica actual, sino más bien fue un recurso que pertenecía al erario desde hace ocho, siete años, o más años, y que hasta ahora lo estamos recuperando”, aseguró.

Además, también se apoyó del combate contra las factureras, así como de la eficiencia recaudatoria en donde, ante la emergencia sanitaria, el SAT tuvo que llevar sus trámites a internet para poder atender a los contribuyentes y respetar las medidas de confinamiento.

Con estas tres medidas, agregó Buenrostro, se espera recaudar 215,000 millones de pesos de los cuales ya se ha avanzado en 80 por ciento.

Respecto a la recaudación, la funcionaria refirió que se ha logrado mantener en niveles similares pese a la pandemia; sin embargo, de enero a septiembre de este año, informó que el fisco recaudó alrededor de 2.5 billones de pesos, lo que representó una caída de 0.9%, en términos reales, respecto al mismo periodo del año pasado.