Boca del Río.- Con actas electorales en mano, la presidenta nacional del PRI, Beatriz Paredes, advirtió que no permitirá que ni un solo voto sea regateado y que defenderá sus triunfos con la fuerza de la ley, pues 'nada está sujeto a negociación'.

En rueda de prensa donde ratificó el triunfo del candidato de la alianza PRI-PVEM-PRV, Javier Duarte, Paredes destacó que Veracruz no merece que la política divida a la gran familia veracruzana, dado que la diferencia con el candidato del PAN-Panal es de alrededor de 100 mil votos.

'Somos un partido que actúa no para dinamitar el sistema electoral, sino para perfeccionarlo', aseguró la lideresa nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

apr