“¡No nos asustan los retos! ¡No nos vamos a rajar!”, arengó José Antonio Meade Kuribreña.

Desde Tapachula, en el arranque de campaña de Roberto Albores Gleason, candidato del PRI, PVEM, Panal, Partido Podemos Mover a Chiapas y Chiapas Unido, el abanderado presidencial de la coalición Todos por México prometió trabajar con Albores Gleason para “darle a Chiapas un mejor destino” y transformar “de fondo” aquella entidad del sur del país, sumida en la pobreza y la desigualdad.

Pidió a sus seguidores, para asegurar el triunfo el próximo 1 de julio en Chiapas y en todo el país, estar dispuestos a caminar, tocar puertas, recorrer comunidades y convencer a vecinos y amigos de que él y Albores Gleason son “la mejor alternativa”.

Prometió también hacer de Chiapas “el corazón del turismo en México”; Palenque, Yaxchilán, Bonampak, Agua Azul, Toniná y Playas de Catazajá, dijo, son de los mejores destinos turísticos del mundo.

Fue a más el candidato priista al asegurar que la coalición electoral que encabeza va por “seis de seis”, en referencia a los cargos en disputa en territorio chiapaneco: la presidencia, gubernatura, senadurías, presidencias municipales y diputaciones federales y locales.

“Seis de seis, seis de seis”, corearon los presentes. “Vamos a transformar Chiapas; no nos asustan los retos, no nos vamos a rajar. Vamos a sudar la camiseta de aquí al primero de julio. Y lo vamos a hacer porque queremos transformar Chiapas”, finalizó.