El incremento de robos y agresiones en las carreteras del país ocasionó que la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar) levantara la voz para expresar: “¡No más violencia y agresiones contra nuestros conductores!”.

Como pronta alternativa para no causar un problema mayor en la competitividad del país por dicha situación, se pide la pronta intervención de la Guardia Nacional.

“Es una inquietud, no es un reclamo, para defender el derecho de la gente que sale a ganarse el pan honradamente”, dijo el presidente de la cámara, Enrique González Muñoz, quien se reuniría para hablar sobre el tema con el secretario de Seguridad Pública, Alfonso Durazo.

En un desplegado, se explica que durante el primer cuatrimestre del año la incidencia delictiva ha aumentado 6% a nivel nacional respecto del mismo periodo del 2018, porque los delitos de robo al autotransporte de carga pasaron de 3,899 a 4,134, de acuerdo con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

“Desafortunadamente vemos una creciente ola de robos con violencia, en donde del total de robos del primer cuatrimestre del 2018 se contabilizaron 3,199 hechos delictivos con actos violentos, y en el mismo periodo del 2019 se llevaron a cabo 3,652 actos con el mismo método agresivo, lo que quiere decir un aumento de 14%”, explicó la cámara del autotransporte.

Luego de participar en un foro de infraestructura en la Cámara de Diputados, el representante de los autotransportistas evitó mencionar la cantidad de conductores que han muerto por dicha situación porque, así sea una vida, es un hecho lamentable, señaló.

“El número ha crecido, porque no sólo hablamos de que han fallecido algunos, sino que les han propinado agresiones físicas y mentales, porque les quitan sus identificaciones y los atemorizan”, explicó González Muñoz.

El empresario alertó que de no detenerse los robos y afectaciones a conductores, se generará un impacto en la cadena de distribución de carga hacia los usuarios.

poli[email protected]