El Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (GIEI-CIDH) informó que el 26 y 27 de septiembre del 2014 no hubo un incendio en el basurero de Cocula.

NOTICIA: GIEI dará primeros avances sobre nueva unidad de la PGR

En conferencia de prensa este lunes, Ángela Buitrago, integrante del GIEI, dijo se tiene la certeza de que a través de fotografías satelitales no hubo un incendio en el basurero en Cocula y eso permite dirigir la búsqueda en otros lugares.

Los expertos ya habían dicho en el pasado que no creían en la versión oficial de los hechos. El entonces Procurador General de la República, Jesús Murillo Karam, calificó como "verdad histórica" que sicarios de los Guerreros Unidos recibieron a los estudiantes de manos de policías municipales de la ciudad de Iguala, los trasladaron al basurero de Cocula, a pocos kilómetros y allí los asesinaron e incineraron.

Pero los datos satelitales consultados por el Grupo de expertos nombrado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, dicen que ni el 26 ni el 27 de septiembre de 2014 se registró ningún gran incendio en la zona de Cocula y además que en esos días llovió. Hubo un incendio. Pero fue en otra zona del estado de Guerrero.

Dos de los estudiantes desaparecidos entones fueron identificados gracias a sofisticados análisis de ADN realizados a restos de huesos quemados y triturados que aparecieron en un río cercano al basurero.

NOTICIA: Segob carga con la falta de credibilidad de instituciones

De acuerdo al GIEI, es importante entrevistar a los militares del 27 batallón de Infantería de Iguala sobre la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

Sobre los hallazgos de esta investigación, en la comunidad de Santa Teresa se encontraron balas, las cuales son ahora nueva evidencia para determinar el paradero de los normalistas desaparecidos.

NOTICIA: Padres de Ayotzinapa retiran plantón

Alejandro Valencia, integrante del GIEI, pidió que esta nueva evidencia sea procesada "de manera independiente ya que han transcurrido 14 meses desde los hechos".

El grupo de expertos, que leyó un comunicado la mañana de este lunes 7 de diciembre, pidió que se reconsidere una vía de investigación que tiene que ver con un quinto autobús tomado por los normalistas que no fue tomado en cuenta por la investigación oficial y que podría tener que ver con el móvil de los hechos.

Los normalistas acostumbran a tomar autobuses de líneas comerciales para sus desplazamientos colectivos a marchas y protestas.

El estado de Guerrero, donde desaparecieron, es una plataforma de producción y distribución de goma de opio. Hay autobuses que viajan a diario desde la zona en la que los estudiantes tomaron los vehículos, hasta los Estados Unidos.

En la conferencia, el Grupo de expertos expresó preocupación por los datos suministrados por la fiscalía mexicana de que el 70% de los 115 detenidos en relación con este caso han presentado lesiones que pueden corresponder a malos tratos o torturas.

Con información de AP, Azteca Noticias y Milenio

mac