Porque “no podía ser de otra manera”, el presidente Enrique Peña Nieto afirmó que su gobierno “ha sido tolerante ante la crítica que proviene de una sociedad abierta y plural”.

Muchos de los cambios logrados en México y que configuran un nuevo escenario, reconoció, “han sido impulsados por una sociedad que hoy es más activa y más comprometida con su país.

“En una democracia, la única postura política que no se puede tolerar es la intolerancia. En México no hay lugar para la imposición frente a la diferencia, ni la censura frente a la libertad. La libertad de expresión, la libertad de prensa y la pluralidad de ideas son principios básicos de nuestra democracia”, expresó durante la 59 Semana Nacional de la Radio y la Televisión. Sus palabras fueron fuertemente aplaudidas a pesar de que no identificó al destinatario de las mismas.

Entre los asistentes hubo quien interpretó que el mensaje presidencial fue claramente dirigido a Andrés Manuel López Obrador, el candidato de la coalición Juntos Haremos Historia a la Presidencia.

En el marco del Día de la Libertad de Prensa, el titular del Ejecutivo federal consideró que “como nunca antes, las y los mexicanos ejercemos nuestro derecho a disentir, a cuestionar y a opinar libremente”.

Y aseguró que su gobierno continuará trabajando para garantizar el ejercicio de las libertades, entre otras la de expresión, conquistadas por los ciudadanos. “Un país mejor informado es un país más democrático y más participativo”.

Peña Nieto comentó que el próximo 1 de julio, día de los comicios presidenciales, los mexicanos decidirán su futuro y lo harán en un marco de libertades y con todos los elementos que les ayuden a tomar decisiones razonadas.

“Es aquí donde la información veraz y confiable se vuelve la herramienta más poderosa para los votantes. Al informar con imparcialidad y objetividad, los medios de comunicación ayudan al público a identificar las noticias falsas, mejor conocidas como fake news. En este proceso electoral cada ciudadano y cada medio de comunicación tiene algo que aportar para construir un país más informado, más democrático y más participativo”.

Desde su óptica, “destruir lo mucho que se ha avanzado suele ser muy fácil”, de nuevo, sin dar nombres.

“Por eso es importante que cada uno haga su propia labor, su esfuerzo propio, en su propio entorno, para que contribuyan a que nuestro país siga la ruta del progreso y del desarrollo”, convocó.