Las organizaciones sindicales independientes que integran la Unión Nacional de Trabajadores (UNT) subrayaron que no hay condiciones en el país para llevar a cabo una reforma a la Ley Federal del Trabajo.

Luego de concluir una marcha en la explanada del Zócalo capitalino para conmemorar el Día del Trabajo, el presidente colegiado del organismo, Agustín Rodríguez, indicó que lucharán para evitar que se dé marcha atrás a las conquistas laborales.

Acompañado por dirigentes que conforman la UNT insistió en que el país requiere un cambio en el modelo económico.

También reiteró que irán a huelga nacional si se pretende imponer alguna modificación a la ley laboral vigente y exhortó a los trabajadores a ir más allá de mítines y marchas para defender las conquistas logradas durante muchos años.

En su oportunidad el secretario general adjunto de los Trabajadores Telefonistas, Jorge Castillo, apoyó el rechazo a la reforma laboral porque a su juicio no contempla una democratización del mundo del trabajo.

Acompañado por el también presidente de la UNT, Francisco Hernández Juárez, y el líder del SME, Martín Esparza, plantéó que ningún proyecto económico y social de más competitividad se crea mediante el castigo a los trabajadores que pretenden ejercer sus derechos más elementales.

/doch