El Secretario de Seguridad Interior de Estados Unidos, John Kelly, aseguró en la Ciudad de México que no habrá deportaciones masivas desde su país, ni habrá participación militar en operaciones migratorias.

Los gobiernos de Estados Unidos y México acordaron trabajar en temas de seguridad, desarrollo, comercio y migración pese a las diferencias, durante la reunión sostenida entre John Kelly, el Secretario de Estado norteamericano, Rex Tillerson y los Secretarios de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong y de Hacienda, José Antonio Meade Kuribreña.

NOTICIA: Peña Nieto: "México no acepta imposiciones migratorias"

"En un momento en que nuestros países y nuestros gobiernos tienen diferencias públicas, el mejor camino para resolverlas, es el diálogo", sostuvo el Canciller mexicano, Luis Videgaray en un mensaje a medios.

Abundó en que, si bien existen diferencias entre ambas naciones, "estamos dando pasos en la dirección correcta" y los gobiernos coinciden en "la necesidad de seguir trabajando de manera ininterrumpida".

"Para superar los agravios, más que palabras, lo importante son los hechos", sentenció el Secretario Videgaray.

En su turno, el Secretario Miguel Ángel Osorio Chong, informó que ante los funcionarios de EU fue planteado el desacuerdo de México sobre las nuevas directrices estadounidenses de control migratorio.

NOTICIA: Aún hay diferencias con EU sin resolver: Videgaray

Solicitó frenar el tráfico ilícito de armas de Estados Unidos a México. Agregó que ambos países colaborarán en materia de combate al terrorismo, al crimen organizado y promoverán desarrollo en América Central.

En tanto, el Secretario John Kelly, afirmó que no habrá deportaciones masivas de su país y reiteró que el foco de las repatriaciones serán los criminales y siempre actuarán en coordinación con las autoridades mexicanas.

[email protected]

erp