El consejero del Instituto Nacional Electoral (INE), Ciro Murayama, aseguró que, así como a los gobiernos anteriores del PAN y del PRI se les negó la entrega de los datos biométricos de los electores, se rechazará su entrega al gobierno actual.

“No es no. No podemos perder el padrón electoral confiable en manos de una autoridad autónoma y que sea vigilado por los partidos políticos”, aseguró el consejero.

En ese sentido, reiteró la disposición del INE para colaborar en la creación de un documento para los menores de edad, que a diferencia de las personas mayores de 18 años no cuentan con una cédula de identidad.

“Hay un vacío porque no hay un documento de identidad de los menores de edad. En los casi 1,000 módulos que tiene el INE en todo el territorio nacional, podrían acercarse los menores, si así nos los solicita el gobierno. Nosotros no queremos obstaculizar que se ejerza el derecho, lo queremos garantizar y proteger”, defendió.

Al participar como ponente invitado en la sesión plenaria del PRD en San Lázaro, el consejero electoral también reiteró que la renovación del cargo de cuatro integrantes del Consejo General del INE deberá realizarse de manera autónoma, sin comprometer la independencia del órgano frente a los partidos políticos, o de lo contrario estaría en riesgo la operación electoral.

“No se trata de complicarle la vida a quien hoy gobierna; se trata de garantizar a las minorías y a las oposiciones los mismos derechos y libertades que tuvieron ellos cuando eran oposición”, declaró.

Sobre las modificaciones que se plantean al INE en el Congreso, Murayama Rendón dijo que no se puede avanzar hacia la destrucción del federalismo desapareciendo a los organismos públicos locales electorales.

El consejero también explicó que, si se reducen las prerrogativas a los partidos, todas las fuerzas políticas bajarán a tener la mitad de lo que obtuvieron en el 2018 y el partido en el gobierno tendría el doble de lo que tuvo en ese mismo año: “Es decir, es una medida que tiene perdedores y ganadores, claramente”, agregó.

Exploran vías.

Por su parte, la titular de la Secretaría de Gobernación (Segob), Olga Sánchez Cordero, afirmó que acatará la indicación del presidente Andrés Manuel López Obrador de no insistir al INE en la entrega de datos biométricos, pero informó que ya se avanza en otras vías para adquirirlos.

Aseveró que la dependencia que dirige tiene la facultad de contar con los datos, ya que le corresponde otorgar la cédula única de identidad.

“Tenemos ya convenios con la Secretaría de Relaciones Exteriores y con el SAT. Es más, el SAT, a través de un convenio con la Segob, está tomando biométricos. No es de esta administración, es de administraciones pasadas. También el IMSS tiene una base importante de biométricos, y el ISSSTE”, declaró.

[email protected]