Debido a la inseguridad provocada por los integrantes del crimen organizado, el PAN no ha encontrado a militantes ni ciudadanos que quieran ser candidatos a alcaldes en los municipios de Nueva Ciudad Guerrero y Ciudad Mier, Tamaulipas.

El presidente del PAN en Tamaulipas, Francisco Javier Garza, dijo a El Economista que dichos lugares son pueblos fantasmas , pues los habitantes, temerosos por la violencia, han buscado residir en territorio estadounidense.

Ni los alcaldes de los dos municipios se encuentran ahí , lanzó el panista.

Comentó que la situación ya es insostenible, no sólo para los miembros del blanquiazul, sino para los tamaulipecos en general, lo que obligó al gobierno del estado, encabezado por Eugenio Hernández, a pedir apoyo al presidente Felipe Calderón.

Explicó que los candidatos del PAN no quieren sacar provecho de esta situación, pero es indispensable que la propuesta número uno de todos sea la seguridad de los pobladores. Platicó que se puso en contacto con los familiares del candidato a alcalde de Valle Hermoso, Luis Mario Guajardo, quien fue asesinado ayer, presuntamente por integrantes de la delincuencia organizada; sin embargo, no ha podido hablar con la familia con respecto al apoyo del gobierno federal que piensa buscar el PAN para proteger a los contendientes electorales. Ésta no es la primera vez que el PAN tiene registros de amenzas a sus candidatos.