La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) exhortó a las autoridades a no estigmatizar ni descalificar a las policías y afirmó que si bien la propuesta del actual gobierno federal de poner en marcha la Guardia Nacional con un carácter civil puede combatir los índices de criminalidad, es necesario reconocer los resultados anteriores.

Durante la XLIV sesión ordinaria del Consejo Nacional de Seguridad Pública, el presidente del organismo autónomo, Luis Raúl González Pérez, reconoció que a pesar de no obtener los resultados deseados para reducir los índices de criminalidad en el país, se ha realizado un gran inversión de recursos en materia de seguridad.

“No es posible que se estigmatice y descalifique, en lo general, a todas las policías e instituciones públicas vinculadas a la seguridad, procuración e impartición de justicia, así como a sus miembros.

“La capacidad, honorabilidad y profesionalismo de los miles de mexicanas y mexicanos que han comprometido su vida en estas áreas no depende de las épocas o gobiernos en los que ingresaron al servicio público, ni de sus filiaciones o preferencias políticas o ideológicas”.

González Pérez declaró que si bien es necesario depurar y revisar a las policías como un paso previo a su fortalecimiento, manifestó que estas acciones deben hacerse bajo esquemas y mecanismos objetivos que permitan desterrar la corrupción y colusión de sus miembros con las organizaciones criminales, sin que ello afecte a los buenos elementos, vulnere sus derechos y propicie que se pierdan capacidades y recursos útiles para las próximas tareas.

Finalmente, el ombudsperson nacional aseveró que si no se diseñan y ponen en práctica políticas públicas integrales en materia de seguridad se corre el riesgo de caer nuevamente en un periodo de propuestas fallidas en esta materia.

Por su parte, el secretario de Seguridad, Alfonso Durazo, dijo ante gobernadores que la administración federal no aspira a que la Guardia sea un modelo centralista de combate a la inseguridad y la violencia, ni tampoco que sea la panacea contra ese flagelo. Por ello, demandó a los mandatarios estatales acciones coordinadas para coadyuvar con ese propósito.

En Palacio Nacional, Durazo aclaró por primera vez desde que se creó la Guardia que el gobierno no desea infundir la idea de que ese cuerpo de seguridad policiaca es el único instrumento de combate a la inseguridad, por lo que se pronunció por el fortalecimiento de las corporaciones estatales.

“La Guardia Nacional sería insuficiente si las corporaciones de seguridad, estatales y municipales no superan sus debilidades institucionales. Tenemos que hacernos cargo, sin cuerpos policiales municipales suficientes y eficientes no llegaremos a ningún lado”.

El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que la creación de la Guardia fue un acierto ante las recientes manifestaciones de elementos de la PF, cuyos actos —dijo— reafirmaron que esa corporación “no está a la altura de las circunstancias”.