En México hay actualmente 8,486 indígenas presos, quienes enfrentan problemas de discriminación, una deficiente atención médica y un escaso contacto familiar por la lejanía que suele haber entre los centros penitenciarios y sus comunidades, según la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

La dependencia indicó que las personas indígenas recluidas de las cuales 8,196 son hombres y 290 son mujeres también carecen de información sobre los derechos humanos que los asisten y desconocen los beneficios de libertad anticipada que pueden solicitar de acuerdo con el nuevo sistema de justicia penal. Ante este panorama, la institución manifestó su preocupación por los hechos.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos, que preside el doctor Raúl Plascencia Villanueva, ratifica su compromiso con la defensa de los derechos humanos de más de 8,400 personas indígenas que permanecen en reclusión en el país , estableció la dependencia mediante un comunicado.

La CNDH detalló que mediante el Programa de Protección de los Derechos Humanos de Indígenas en Reclusión realizan visitas regulares a los centros penitenciarios para brindar asesoría jurídica; además, se realizan acciones de difusión de sus derechos.

En (el) 2013 este organismo constitucional realizó 612 trámites en favor de los indígenas privados de su libertad ante autoridades penitenciarias del orden federal y las diferentes entidades del país, con el propósito de que se analicen los expedientes y determinar la procedencia de alguno de los beneficios de libertad anticipada , informó la CNDH a cargo de Raúl Plascencia.

Asimismo, la dependencia acotó que la Constitución garantiza, entre otros aspectos, que los indígenas deben ser auxiliados por intérpretes y defensores que tengan conocimiento de su lengua y cultura, lo que aún no se convierte en realidad , lamentó.

Los indígenas tienen todo tiempo el derecho a ser asistidos por intérpretes y defensores que tengan conocimiento de su lengua y cultura , reza hoy en día el Artículo 2 de la Carta Magna.

La CNDH también especificó que en las visitas se revisan los expedientes técnicos, jurídicos y médicos para documentar la situación de los internos pertenecientes a los diferentes pueblos originarios.

[email protected]