Ante la crisis de inseguridad que atraviesa el país, el sector empresarial demanda a los candidatos a la Presidencia de la República que profundicen en sus propuestas para devolver la paz y tranquilidad a los mexicanos, pues no basta con buenas intenciones, planteó Ignacio Manjarrez.

El presidente de la Comisión Nacional de Seguridad de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) expuso que ahora que iniciaron las campañas electorales es momento de que los cuatro candidatos a la Presidencia de la República expliquen los cómos de sus propuestas.

“Tienen que profundizar más en sus propuestas por parte de los candidatos, porque buenas intenciones hemos visto a lo largo de muchos años de todos los candidatos, pero a la hora que asumen el poder cambian la forma de pensar y de hacer las cosas. Necesitamos un compromiso de fondo en materia de seguridad”.

En entrevista, Manjarrez Ayub recordó que la principal función del Estado es dar garantías de seguridad a los ciudadanos, y hasta ahora no se está cumpliendo pues es claro que en todas las regiones del país, en mayor o menor medida, atraviesan por situaciones de violencia.

“Sin duda México está viviendo un problema grave de inseguridad en muchas de sus regiones (...) la principal tarea del Estado es protegernos, proteger nuestros bienes y personas, y sin duda cada vez hemos ido cuesta abajo en ese sentido. Es un reto que tienen los candidatos, por lo que sería interesante que ahondaran en sus propuestas”.

Recordó que de acuerdo con la Encuesta Nacional de Victimización de Empresas realizada por el Inegi, en 2015 el costo total por inseguridad para el sector empresarial fue por 138,900 millones de pesos, además de que para cuidarse tuvieron que destinar alrededor de 73,300 millones de pesos. “Hemos tenido muchos problemas porque ya no sólo se roban sólo el producto, sino el contenedor completo, con todo y tractor, y secuestran hasta los choferes”.

La situación de inseguridad, dijo, encarece la operación de las empresas, lo cual tiene una repercusión importante en la generación de empleos y  en la inversión privada en el país, pues los empresarios lo mínimo que solicitan para establecer un negocio es que se les garantice el Estado de Derecho. “El sector empresarial  es el motor de un país y si no se protege no va a haber los suficientes empleos, no va a haber la producción, no va  a haber el producto interno que se requiere para vivir en una mejor condición”.

El gobierno ha fallado en la prevención

El empresario señaló que uno de los principales aspectos que han profundizado la crisis de inseguridad por la que atraviesa el país es la falta de una estrategia de prevención, así como que no existe una política de continuidad, pues cada administración toma sus medidas sin importar que su antecesor haya tenido aciertos.

“La parte preventiva a lo largo de las diferentes administraciones, cada una que llega trae una idea nueva, y lo que se está haciendo bien se deja de hacer, pues cada uno tiene su librito, pero no hay una planeación a largo plazo, a unos 30 años”.

En ese sentido, refirió que en esta administración se aplicó una estrategia más reactiva que preventiva. “No funcionó la estrategia reactiva, el número de homicidios rebasó los números de varias administraciones anteriores, pues no se puede justificar que la parte reactiva operó bien (…) la parte preventiva ni recursos tuvo para poder operar, y los recursos que hubo, pues no hay transparencia de cómo se utilizaron”.

Manjarrez Ayub dijo que si bien resolver el problema de inseguridad tomará años, es importante que el gobierno saliente y el entrante no lo quiten de sus prioridades. Al respecto, consideró que es indispensable que exista un Consejo de Seguridad Pública que permita la participación de la sociedad y del sector empresarial, y que éstos tengan voz y voto sobre las decisiones que se toman en la materia. “Cuando las personas que están siendo afectadas por la inseguridad participan directamente en toma de decisiones, se van a tomar mejores decisiones en solución a los problemas”.

Asimismo, Ignacio Manjarrez refirió que debe existir una mayor coordinación entre las diversas instituciones encargadas de la seguridad pública, pues hoy es  prácticamente inexistente. También consideró necesario capacitar y preparar a las fuerzas policiacas, por lo que se pronunció a favor de que sea aprobado el Mando Único, pero que las Fuerzas Armadas dejen paulatinamente las tareas de seguridad.

En materia de seguridad la IP demanda:

  • Hacer una reingeniería institucional que fortalezca, en lo nacional y en lo local, los mecanismos de coordinación, monitoreo y evaluación de las instituciones implicadas en la prevención del delito, la seguridad pública, la procuración de justicia, los procesos judiciales, la ejecución de penas y la reinserción social.

• Crear una Academia Nacional de Policía que centralice los procesos de profesionalización de los cuerpos policiales y que contemple estándares de conducta que permitan recompensar el buen desempeño y sancionar el incumplimiento del deber legal.

• Mejorar estándares y perfiles de selección, formación, remuneración, actuación, evaluación y equipamiento de los policías, ministerios públicos y jueces, con un monitoreo permanente.

 

Ignacio Manjarrez

•  Es egresado de Ingeniería Electrónica de la Universidad de Texas en El Paso (UTEP), Texas USA.

Se ha desempeñado como:

•  Presidente de Coparmex de la Cd. De Chihuahua.

•  Presidente de la comisión de seguridad de Coparmex.

•  Fundador y operador ejecutivo del Comité Ciudadano de Seguridad Pública Municipal 2005.

•  Jefe de Telecomunicaciones de la Dirección de Seguridad Pública del Ayuntamiento de Cd. Juárez.

•  Presidente del Club Libanés de Chihuahua, AC.

 

lidia.arista@eleconomista.mx