El Partido Revolucionario Institucional (PRI) rechazó las versiones de un supuesto cónclave de gobernadores priístas para definir una estrategia electoral en apoyo a su candidato Enrique Peña Nieto.

En conferencia de prensa, Raúl Cervantes, secretario de Asuntos Jurídicos del PRI; Jorge Carlos Ramírez Marín, vicecoordinador de la campaña del abanderado de la coalición Compromiso por México; y Eduardo Sánchez, vocero del CEN priista, negaron que se pida una cuota de votos para su candidato.

Además, rechazaron la repartición de tarjetas bancarias y la entrega de dinero para la compra del voto, como se muestra en un canal de YouTube, pues aseguraron que existe una campaña negra en contra de su partido.

Por otra parte, denunciaron que tienen información que el Movimiento Regeneracional Morena está entregando despensas con logotipos del PT, PRD, López Obrador y Morena, al parecer en todo el país para favorecer al candidato de las izquierdas, Andrés Manuel López Obrador.

Los funcionarios priístas señalaron que la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales (Fepade) tendrá que investigar si se está condicionando el voto.

El vocero del Revolucionario Institucional detalló que según informes entregados por un perredista, de quien no reveló su nombre, y que no está de acuerdo con lo que está pasando, Morena entrega despensas a cambio de credenciales.

Los priístas aseguraron que el abanderado de la coalición Movimiento Progresista es enemigo de la transparencia y criticaron que utilice estructuras paralelas con Morena y otras organizaciones para rebasar los topes de campaña.

Advirtieron que López Obrador utiliza el mismo manual de hace seis años para crear un conflicto postelectoral y acusar sin pruebas ni tampoco transparentar sus gastos con los recursos de la organización Honestidad Valiente.

Interrogados sobre el costo de la renta del Estadio Azteca para el cierre de campaña de Peña Nieto este domingo, los priístas rehusaron responder con el argumento que no tenían la información, pero prometieron proporcionar la misma en las próximas horas.

Insistieron que el PRI no tiene nada que esconder y todos sus gastos serán reportados al órgano electoral.

mac