En estos momentos, en México lo que hay es un realineamiento de las fuerzas políticas y Movimiento Ciudadano (MC) se está fortaleciendo con la llegada de nuevos cuadros que han decidido abandonar otros partidos para sumarse a las causas de esa organización, afirmó su dirigente nacional, Clemente Castañeda Hoeflich.

El también senador de la República por Jalisco aseguró que, del 1 de julio pasado a la fecha, esa organización ha estado creciendo de manera muy importante.

Dijo que la incorporación del senador, ahora experredista, Juan Zepeda a su bancada en el Senado de la República, la semana pasada, es una muestra elocuente de ello, pero no es la única.

Relató que en Nuevo León se sumaron a las filas del también llamado movimiento naranja en el Congreso local, los diputados Tabita Ortiz Hernández, que dejó Encuentro Social, y Arturo Bonifacio de la Garza Garza, que abandonó Morena.

Asimismo, en Jalisco, el diputado local Ismael Espanta Tejeda dejó Morena para pasarse a MC, mientras que en Morelos la diputada Maricela Jiménez Armendáriz dejó el partido Encuentro Social para sumarse a la bancada de emecista.

Recordó que en Jalisco ese partido es la primera fuerza política, donde no sólo tiene la gubernatura, sino también el control del Congreso y las presidencias municipales de las principales ciudades de la entidad, lo cual genera expectativas y condiciones.

Irónico mencionó: “No es por presumir, pero Movimiento Ciudadano está creciendo y está generando una gran expectativa en el país, producto del crecimiento regional y producto de su consistencia en el trabajo legislativo y en los distintos encargos que han tenido militantes del partido”.

El dirigente aseguró que en estructura ese partido está más fuerte que en julio del 2018.

Recordó que del bloque no ganador, (PAN-PRD y MC que postuló a la presidencia a Ricardo Anaya), MC fue el único partido que creció en términos cuantitativos y cualitativos.

De acuerdo con ese partido, en la elección de diputados y senadores el año pasado incrementó su votación en comparación con la elección del 2012. En el caso de diputados federales, pasó de 2 millones 524 votos a 2 millones 485,198 sufragios; en el caso de Senadores, creció de 2 millones 24,528 votos a 2 millones 654,452.

En Jalisco su candidato a la gubernatura, Enrique Alfaro, ganó la contienda, sin coalición y con más votos de los obtenidos en el 2012. En tanto, ese partido ganó nuevamente Guadalajara y varios municipios del área metropolitana entre otros Zapopan, Tonalá, El Salto, Tlajomulco, Tlaquepaque y Zapotlanejo.

Tenemos una polarización política

Castañeda Hoeflich expuso que, lamentablemente, en el país lo que hay es una polarización entre los que “están moralmente derrotados” y “los felizólogos de todos los días”.

En ese sentido expuso que lo que está tratando de hacer Movimiento Ciudadano es construir una causa, no en la polarización, sino en la construcción de soluciones a los grandes problemas que tiene el país.

“Me parece que en toda esa dicotomía, que todos los días, hay algunos que insisten en reproducir, lo mejor que podemos hacer es seguir luchando por resolver los grandes problemas de México y eso es lo que mejor puede hacer un partido de oposición, en lugar de caer en la trampa discursiva que hay quienes fomentan desde el poder”.

Lo grave, añadió, es que al presidente Andrés Manuel López Obrador nadie le ha avisado que la campaña electoral ya se acabó hace más de un año y que tiene que empezar a dar resultados.

En su opinión, mucho de lo que hace el presidente por mantener este discurso de adversidad es para ocultar la falta de resultados en muchísimas materias.

“Lamento mucho que no haya resultados contundentes en seguridad, en crecimiento económico y que el sentido común no esté en el debate público. Por ello nosotros no vamos a dejar de insistir que la discusión debe darse en torno a los problemas y las soluciones y no en torno a las personas”, insistió.

Dijo que, si se hace una revisión de las iniciativas que ha presentado el presidente de la República al Congreso de la Unión y las que ha presentado el grupo mayoritario de Morena, todas ellas han tenido un proceso de perfeccionamiento y modificación en función de lo que ha hecho la oposición.

En ese sentido mencionó que si el presidente cree que la oposición tiene que ser como era él y como era Morena, es decir, estridente contestatario, negativa, no constructiva, entonces se equivocó de país.

Destacó que Movimiento Ciudadano seguirá siendo una oposición que atienda los problemas del país, que encuentre soluciones y que siga avanzando en eso.

“No podemos caer en esta dicotomía que él intenta reproducir todos los días, es decir, entre los moralmente derrotados, que seguramente existen, y los felizólogos que ven que el país está en una situación completamente alejada de la realidad”.

Por otra parte señaló que el 1 de julio del 2018, la mayoría de los mexicanos votó por un cambio y la gran mayoría de los mexicanos coincidimos en que hay muchas cosas que se deben de cambiar en este país, pero el problema es que muchos creyeron que el cambio lo encabezaría el hoy presidente de México y lamentablemente no ha sido así.

Desde su perspectiva, algunos han comenzado a buscar culpables de que el cambio no se esté dando. Incluido, expresó, que hay algunos partidos que han dicho que el culpable es el pueblo de México porque votó por una opción que no está cumpliendo.

“Nosotros lo que decimos es que es al contrario: los ciudadanos no se equivocaron. En todo caso se está equivocando el gobierno”.

Por ello, añadió, el llamado respetuoso que hace Movimiento Ciudadano es: “hagamos todos presión; exijamos que el cambio por el que votamos se haga posible”.

[email protected]