La titular de la Procuraduría General de la República (PGR), Marisela Morales Ibáñez, afirmó que mediante una alianza hemisférica es necesario vigorizar la cooperación regional en contra de la delincuencia organizada trasnacional.

Precisó que los esfuerzos continentales deben tener siempre presente el principio de responsabilidad común y compartida para hacer frente al fenómeno delictivo.

Al clausurar la Reunión Hemisférica de Alto Nivel contra la Delincuencia Organizada Trasnacional destacó que los participantes concluyeron que es necesario mejorar los lazos de comunicación y colaboración a través del uso de nuevas tecnologías que favorezcan la cooperación en tiempo real.

Al dar a conocer las conclusiones del evento indicó que se coincidió en desarrollar un sistema de cooperación que incluya un centro que coordine la implementación del Plan de Acción Hemisférico contra la Delincuencia Organizada Trasnacional armonizando y coordinando los esfuerzos en los distintos órganos de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Morales Ibáñez comentó que durante la reunión se reafirmó que el fenómeno de la delincuencia organizada trasnacional se ha hecho cada vez más complejo y afecta a las sociedades, extendiéndose a nuevas zonas de la región e interconectando con otros continentes.

En el salón José María Morelos de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) comentó que es necesario que todos los países de América armonicen plenamente sus legislaciones nacionales con éstos instrumentos.

"Es necesario dar mayor impulso a la cooperación hemisférica, así como dar mayor visibilidad al problema que representa la delincuencia organizada trasnacional", apuntó.

Expresó que a través del debate y el intercambio de opiniones, se reiteró la necesidad de desarrollar esquemas de coordinación que permitan enfrentar al crimen organizado de manera integral, destacando la importancia de reconstruir el tejido social afectado por la delincuencia.

La titular de la PGR destacó que también se abordó la necesidad de complementar los esfuerzos legislativos con recursos financieros, materiales y humanos, que permitan la plena aplicación de las normas jurídicas.

De igual manera, agregó, se llegó a la conclusión de reforzar los diversos aspectos de la cooperación tales como la extradición, la asistencia jurídica, el intercambio de información, entre otros mediante mecanismos hemisféricos eficientes e innovadores.

Morales Ibáñez destacó que en el acto inaugurado ayer y clausurado este viernes participaron los procuradores generales, fiscales y ministros de justicia de los países miembros de la OEA así como de otros países y representantes de otros organismos internacionales.

MIF