Para garantizar que en un país exista un sistema adecuado de rendición de cuentas, se requieren organismos garantes, autónomos e independientes del sistema gubernamental, recomendó la relatora especial para la Libertad de Expresión de la Organización de Estados Americanos (OEA), Catalina Botero.

Entrevistada por El Economista, en el marco de su participación en el seminario Desafíos de la Rendición de Cuentas en América Latina , realizado en la ciudad de México, Botero explicó que un país que carezca de autonomía en el poder judicial o que se encuentre sometido, administrativa o políticamente al Ejecutivo, será una nación donde no se podrán investigar los casos de corrupción.

La funcionaria de la OEA expresó, que para que exista una adecuada que rendición de cuentas, se requieren organismos autónomos e independientes constitucionalmente y con capacidades financieras.

CRIMEN Y SILENCIO

La impunidad, sumada a la imposibilidad de señalar a los corruptos, genera un caldo de cultivo para el crimen organizado, el cual representa en México y América Latina, la principal amenaza hacia la libertad de expresión.

Catalina Botero explicó que los únicos que pueden alertar sobre temas perversos que se generen a nivel institucional son los profesionistas de la información, como los periodistas y comunicadores.

Detalló que tanto el país, como la región enfrentan actualmente un circuito general del crimen organizado con un modus operandi conjunto, una agenda comunicativa y política que amenaza al estado de derecho de los países miembros de este hemisferio. 

Tal como los medios comunicativos son coaccionados y censurados, principalmente, en el norte del país por el crimen organizado; esta estrategia es capaz de repetirse en las naciones latinoamericanas poniendo en riesgo el derecho a la información y a la libertad de expresión.

Por ello es de suma importancia para la diplomática de la OEA que, ante la organizada estructura de la delincuencia trasnacional, las autoridades formulen una estrategia conjunta y sólida. Defenderse y defender la libertad del crimen organizado no es una tarea fácil, pero es posible si realmente se comprometen con voluntad política .

CONCENTRACIÓN DE MEDIOS

De igual manera es grave que el control de la información quede en manos de privados, que con la injerencia total del gobierno.

Por ello, es importante promover otros medios comunicativos como Internet y las radios comunitarias. Hacer lograr que el tránsito informativo incluya distintas voces , dijo la especialista.

Botero indicó que la sociedad está obligada a resguardar y vigilar una democratización del país y en la medida en que las comunidades reclamen el derecho al acceso a la información, las autoridades se van a ver obligadas a responder.

En muchos lugares las sociedades no son conscientes de lo que tienen hasta que lo pierden. No entienden que esa pérdida del acceso a la información supone una pérdida brutal en términos de control democrático , alertó.

ana.langner@eleconomista.mx