La logística de vacunación antiCovid, que a mediados de febrero pasado inició la segunda etapa —la primera de inoculación masiva— con las personas adultas mayores de 60 años en 333 municipios considerados como de alta marginación en el país, evidenció fallas que urge corregir, coincidieron expertos.

“Hay necesidad de mejorar los canales de comunicación y de coordinación entre los diferentes niveles del gobierno, pero también entre los diferentes actores de la sociedad como son la sociedad civil organizada y la Iniciativa Privada.

“Durante el transcurso de la pandemia México ha tenido esta deficiencia en la estrategia de comunicación. Recomendaría que las autoridades de salud incorporaran más elementos y mejores estrategias de comunicación para poder llevar a cabo una vacunación más eficiente”, afirmó el académico de la UNAM, Jorge Baruch.

Para el doctor Baruch, el hecho de que el sistema de salud esté fragmentado, es decir, constituido por varias instituciones y no sea uno solo para brindar el mismo servicio, representa un mayor reto para poder coordinar y organizar los diferentes subsistemas de salud.

“Falta mucho por avanzar hacia la estrategia universal de atención a la salud y con ello también avanzar en la estrategia nacional de vacunación para asegurar esta vacuna (antiCovid), pero no olvidar que existen otras enfermedades y que se tiene que continuar con las campañas de vacunación y no dejarlas olvidadas, porque también se ha visto ese fenómeno”, enfatizó.

En opinión de la epidemióloga de la UNAM, Guadalupe Soto, “lo más importante es que se mejore la coordinación entre los diferentes niveles de gobierno”.

Lo que sucedió en Ecatepec, con las larga filas y donde hubo alto riesgo para las personas, tanto de contagiarse o empeorar sus enfermedades, explicó, son errores que se tienen que corregir de inmediato.

“Se requiere ajustar el plan nacional y que cada nivel de gobierno asuma su responsabilidad. No sirve echar culpas… Cada quien tiene que asumir lo que le toca porque, además, todos saben las responsabilidades que tienen y sus obligaciones… Es urgente, porque (la vacunación) no está ocurriendo de acuerdo con lo que se esperaba”, dijo.

El Programa Nacional de Vacunación contra el Covid-19, cuya responsabilidad recae en el gobierno federal y que inició el pasado 24 de diciembre del 2020 con el personal de salud de primera línea (1.1 millones de personas), incluye cinco etapas; actualmente está la segunda, que contempla a las personas de 60 años y más (14.4 millones) y se estima termine en abril próximo.

rolando.ramos@eleconomista.mx