Atacar o minimizar presupuestalmente a los órganos autónomos es un golpe al Estado de derecho, opinaron expertos en un foro organizado por México Justo.

Durante el webinar: “Los organismos constitucionales autónomos en las entidades federativas”, Juan Carlos Pérez Góngora, presidente de México Justo, dijo que los órganos contribuyen al fortalecimiento del Estado de derecho en el país, como en el caso del Instituto Nacional de Transparencia, la Comisión Federal de Competencia Económica, el Instituto Nacional Electoral o el Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

Marco Antonio Zeind Chávez, coordinador Académico de la UNAM, dijo que al país le tomó muchos años crear instituciones especializadas. “Se tratan de un cuarto poder, porque guardan esa paridad de jerarquía respecto de los tres poderes tradicionales”, sostuvo.

El especialista dijo que hay nueve organismos autónomos nacionales y 189 organismos autónomos de las entidades federativas. En su conjunto disponen de un presupuesto anual de 80,000 millones de pesos, de los cuales 42,000 millones son para los nacionales.

El ministro en retiro de la Suprema Corte, José Ramón Cossío Díaz, afirmó que algunas veces se desconocen las tareas de algunos órganos autónomos en los estados, por lo que se debe dar a conocer sus funciones.

A su vez, el ministro en retiro Genaro Góngora Pimentel dijo que en los órganos autónomos “su característica principal es que su actuación no está sujeta ni es atribuida a los depositarios tradicionales del poder público” que son los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial.

politica@eleconomista.mx