Diputados de los partidos de la Revolución Democrática (PRD) y Acción Nacional (PAN) consideraron que para combatir la pobreza alimentaria de más de 23 millones de mexicanos se requiere de acciones profundas.

Entrevistados por separado, el vicepresidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, José González Morfín, y el coordinador de la bancada del PRD, Silvano Aureoles, expresaron su opinión sobre la Cruzada contra el Hambre que este lunes lanzó el presidente Enrique Peña Nieto en Chiapas.

Los legisladores federales se pronunciaron por vigilar las acciones de ese programa para combatir la pobreza en México, a fin de evitar que los recursos que se apliquen se utilicen con fines electorales, ante los 14 comicios que se realizarán este año.

Aureoles Conejo consideró que la "Cruzada contra el hambre" es uno de los programas espectaculares de cada inicio de sexenio, por lo que destacó que la solución al problema de la pobreza, sobre todo la alimentaria, será posible con acciones que tienen que ir a fondo.

Reveló que hace un par de semanas habló personalmente del tema con el mandatario federal, al que le expuso que la política de combate a la pobreza debe ir a fondo, y no quedarse en mero programa asistencial de entrega de láminas y cemento a las familias pobres.

A su vez, el panista José González Morfín informó que la bancada de su partido ha expresado que confía en que la "Cruzada contra el hambre" no sea un discurso y en verdad atienda el problema de la pobreza alimentaria.

El vicepresidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados advirtió que los legisladores deben vigilar de cerca que la aplicación de esa iniciativa no se utilice para obtener dividendos políticos ni beneficios electorales, ante los 14 comicios de 2013.

Opinó que para combatir la pobreza es necesario revisar el salario mínimo, pues no alcanza para cubrir las necesidades de una familia, y que a esa revisión se debe agregar una reforma hacendaria, en la que se proyecte cómo recuperar los salarios para que sean más acordes con la realidad.

"Ya no hay pretextos, tenemos varios años con tasas inflacionarias bajas, por lo menos en esa parte sí se ha logrado la estabilidad, yo creo que es momento de pensar en la recuperación salarial", aseveró.

Añadió que los empresarios y las organizaciones empresariales tendrán que hacer un esfuerzo mayor para que los sueldos aumenten de manera importante, pues ahora son sólo referenciales y no alcanzan para cubrir los satisfactores mínimos.

Es demanda de los mexicanos que se ataque la pobreza con toda la fuerza del Estado, pero "sin tratar de sacar raja electoral para un partido político, ya que durante los gobiernos federales del PAN se hizo un buen trabajo para evitar que esos programas se utilizaran con fines electorales", expuso.

mac