El Rector de la Universidad Nacional Autónoma de México, José Narro, advirtió que la educación en nuestro país necesita con urgencia un plan de reforma educacional de 10 años, pero que éste vaya acompañado de los recursos económicos necesarios.

Y es que dijo, al ofrecer la conferencia en la Universidad de Guadalajara El camino es la educación , y si se han diseñado programas de rescate al sistema bancario, constructoras de carreteras, ingenios azucareros, se tiene la obligación de rescatar a la educación.

La gran reforma educativa -afirmó- es necesaria en todos los niveles, es decir, una perspectiva de mediano y largo plazos que brinde calidad a la enseñanza básica, que permita incrementar la cobertura en instrucción media superior y superior, que fortalezca la investigación básica y aplicada, el desarrollo tecnológico e innovación, también el conocimiento que generan las ciencias sociales y las humanidades.

Una de las acciones inmediatas, agregó el Rector de la Máxima Casa de Estudios, es apoyar a los más de 550,000 jóvenes que tienen entre 15 y 29 años de edad, que no saben leer ni escribir. Paralelo a ello, combatir el rezago educativo en el que se encuentran 10 millones de personas de 15 años y más, que no concluyeron la primaria.

A México le urge un enfoque que permita entender la compleja realidad de ese segmento poblacional para construir un futuro favorable, no sólo para ellos, sino para la sociedad en su conjunto. Hace falta una nueva generación de políticas públicas que les propicie situaciones favorables; que tengan en cuenta las desigualdades, las diferencias económicas, sociales, culturales, incluso, geográficas , manifestó Narro.

[email protected]