Con un llamado del Instituto Federal Electoral (IFE) para que muestren resultados apegados a la realidad, encuestadores defendieron ayer la metodología de sus muestreos estadísticos para la elección presidencial.

Durante el foro Las encuestas y la campaña electoral 2012: Un balance preliminar, Roy Campos, de Consulta Mitofsky, dijo que los resultados de las encuestas no se pueden comparar porque cada una tiene naturaleza distinta.

El presidente del IFE, Leonardo Valdés, pidió: Hagamos de las encuestas los ejercicios de percepción que propician, siempre, una mayor participación ciudadana en la democracia, con independencia de quien gane o pierda. Hagamos de los estudios de opinión auténticos ejercicios de transparencia que impulsen una sociedad más abierta y más informada. Propiciemos encuestas apegadas a las reglas .

Francisco Abundis, de Parametría, dijo que, en materia de credibilidad, el IFE, los medios y las encuestadoras van en combo ante la ciudadanía y admitió que es necesaria una reflexión de los encuestadores.

Adrián Villegas, director de Estudios Políticos y de Gobierno de Ipsos-Bimsa, comentó que los encuestadores no anticipan la historia, la narramos. No hay por qué hacer tanto brinco .

Edmundo Berumen, cuya casa encuestadora causó polémica por el muestreo que presentó el martes, colocando en primer lugar a Andrés Manuel López Obrador, ratificó que su empresa sólo participó en el levantamiento de campo.

jmonroy@eleconomista.com.mx