La lucha contra la inseguridad y el narcotráfico emprendida por el gobierno del presidente Felipe Calderón ha afectado la libertad de expresión que poco a poco se había ganado en el país y, con ello, los derechos humanos han sido vulnerados, consideró el catedrático de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Alan Arias Marín.

Al dictar una conferencia en el marco de los Encuentros de Legalidad y Democracia, organizados por la Subsecretaría de Desarrollo Político y Social de la Secretaría de Gobierno de la entidad, dijo que la administración federal cree que al tener una lucha contra el crimen organizado debe emplear un código de guerra que va contra la libertad de expresión.

Además, los mismos cárteles del narcotráfico presionan a los profesionales de los medios de comunicación, dijo en el marco del Día Mundial de la Libertad de Expresión. Los secuestran, los han asesinado y también hay una presión sobre la libertad de expresión que proviene del Estado. En la medida en que consideran que están en una situación de guerra, piensan que debe haber un código unificado de información , expuso.

El profesor de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM manifestó que la libertad de expresión, entendida como uno de los derechos humanos fundamentales, se ha visto vulnerada y golpeada como muchos otros derechos actualmente.

Recordó que las quejas interpuestas ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos en los sexenios de Ernesto Zedillo y Vicente Fox iban en mayor medida contra el IMSS e ISSSTE, pero que en la administración actual han crecido contra la Policía Federal, la Procuraduría General de la República y el Ejército.