Tras el encarcelamiento del líder de la iglesia de la Luz del Mundo en Estados Unidos, Naasón Joaquín García, bajo cargos de abuso sexual de menores, pornografía infantil, entre otras más de 20 acusaciones, los integrantes de la organización religiosa en México cerraron filas entorno a él y llamaron a la no persecución religiosa.

En conferencias de prensa en la Ciudad de México y Guadalajara, dirigentes de la iglesia evangélica defendieron la presunción de inocencia del hoy imputado por autoridades de EU.

En la capital, Silem García, vocero de la iglesia de la Luz del Mundo, afirmó que la doctrina de la iglesia, la cual dijo tiene presencia en 58 países con unos 5 millones de fieles incluyendo al millón y medio de México, enseña el respeto a las leyes.

“Aquí estamos dando la cara precisamente porque consideramos que estas acusaciones son difamatorias y están calumniando a nuestro director internacional, el apóstol de Jesucristo”, dijo.

Sobre la fianza dictada por las autoridades estadounidenses, que pasó de 25 a 50 millones de dólares, el vocero indicó que será el mismo presidente internacional de la iglesia de la Luz del Mundo quien las pague debido a que la legislación estadounidense impide que sea la iglesia la que aporte los recursos.

Sobre si hay acusaciones en México por algún delito, Silem García aclaró que no hay hasta ahora.

Por último, el vocero precisó que Joaquín García seguirá siendo el líder de la iglesia de la Luz del Mundo, al tiempo que vituperó que a la iglesia se le relacione con cuestiones políticas en México.

Desde la noche del martes cientos de feligreses se concentraron en el templo de la Luz del Mundo en Guadalajara para orar y pedir por la pronta liberación de quien llaman su apóstol.

Aunque recibieron la instrucción de no hacer declaraciones, los “hermanos” como se llaman entre sí, oraban y entonaban cantos y, en algunos casos, éstos resonaban con mayor fuerza cuando los adeptos a Naasón Joaquín se percataban de la presencia de algún reportero.

Salpica el escándalo a secretaría de cultura

Después de que en la víspera se difundiera la detención de Naasón Joaquín García, el tema del concierto que se realizó en su honor en el Palacio de Bellas Artes, resurgió, por lo que la secretaria de Cultura, Alejandra Frausto, de inmediato buscó desmarcarse.

“Respeto absoluto al Estado laico. No se realizó homenaje, lo solicitaron pero se negó ”, expresó Frausto.

Explicó que los protocolos están en revisión para que sean más estrictos y anunció que se está procediendo conforme a la ley por el mal uso de la imagen y el nombre del Palacio de Bellas Artes.