Aguascalientes.- Un saldo de dos muertos y dos lesionados de gravedad dejó un accidente registrado en la carretera 45 sur, al derraparse un vehículo a causa de la lluvia y estrellarse contra un árbol.

Las víctimas son Erika Yanin Macías Belmares, de 24 años, y su hija de un año y 9 meses de edad, en tanto que los lesionados son el conductor de la unidad Víctor Emilio Rodríguez, de 28 años y la segunda hija de este matrimonio, de 6 años de edad, ambos internados en el Hospital Miguel Hidalgo.

De acuerdo con el parte policíaco, los cuatro integrantes de esta familia tienen su domicilio en la calle López Mateos número 410 del Ejido Peñuelas, hacia donde se dirigían al momento del percance.

Viajaban a bordo del taxi del Aeropuerto Jesús Terán Peredo, marca Nissan Sentra, con número económico 7, con placas 513VH5 del Servicio Público Federal, conducido por Víctor Emilio.

De acuerdo a las primeras investigaciones de las autoridades, Víctor Emilio y Erika Yanin acudieron al domicilio del padre de él para recoger a sus dos hijas menores de edad.

Después, enfilaron hacia su casa, por lo que él tomó la carretera 45 Sur en dirección de norte a sur, con circulación en aparentes condiciones normales.

Empero, en determinado momento perdió el control del volante hacia el lado izquierdo, lo que ocasionó que se subiera al camellón central y se impactara fuertemente contra un árbol de eucalipto.

Erika Yanin, quien viajaba en el asiento del copiloto, falleció instantáneamente, al igual que la pequeña de un año de edad, que iba en la parte posterior.

El coche quedó destrozado, por lo que varios automovilistas, al percatarse de lo sucedido, dieron aviso a las autoridades a través de los servicios de emergencia.

Al lugar acudieron paramédicos de la Cruz Roja en las ambulancias 12 y 13 así como en la unidad 15 de Rescate Urbano, que confirmaron que la mujer y la niña ya habían muerto, por lo que se dieron a la tarea de auxiliar al conductor del taxi y a la otra menor accidentada.

El Ministerio Público se presentó en el sitio y dio fe del deceso de las víctimas, tras de lo cual elementos de Servicios Periciales levantaron sus cadáveres y los trasladaron al Servicio Médico Forense (Semefo) del Estado.

mac