El número de muertes en el 2010 relacionadas con la contaminación del aire fueron equiparables con las ocasionadas por la delincuencia organizada sin que exista una inversión similar por parte de los gobiernos locales y federal para acabar con el problema, denunciaron miembros de la sociedad civil.

Con base en las cifras más recientes de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en el 2010 las muertes por contaminación del aire en México fue de 14,700, cifra comparable con las 15,273 muertes que, de acuerdo con estadísticas del gobierno federal, fueron ocasionadas por el crimen organizado en el mismo año, dijo en conferencia de prensa Gerardo Moncada, coordinador de Transporte Eficiente del Poder del Consumidor.

En un año aumentaron 5,500 fallecimientos relacionados con la contaminación del aire, tomando como base el 2009 cuando, según la OMS, hubo 9,200 en contraste con las 14,700 del 2010.

Por otro lado, destacó la necesidad de equilibrar las normas de calidad del aire con los estándares internacionales, ya que para desatar un nivel de precontingencia en las urbes en el país deben superar los 150 puntos Imeca, 50 puntos por arriba de lo recomendado por la OMS , puntualizó.

La situación es peor en las zonas metropolitanas del Valle de México, Monterrey, Guadalajara, Toluca, Puebla, León, Mexicalli, Ciudad Juárez y Tijuana, de acuerdo con el Instituto Nacional de Ecología.

Con base en datos expuestas por El Poder del Consumidor, el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco), la Red por los Derechos de la Infancia en México, Bicitekas, la Red Nacional de Ciclismo Urbano y el Centro Mexicano de Derecho Ambiental, la exposición crónica a la contaminación se asocia con el aumento de enfermedades cardiovasculares y respiratorios, como el asma, así como con diversos tipos de cáncer, problemas del sistema nervioso, nacimientos prematuros, retraso en el crecimiento intrauterino, bajo peso al nacer, síndrome de muerte temprana y mortalidad infantil.

Gabriela Alarcón, del Imco, expuso que la calidad del aire se ve degradada en zonas con más de 75 millones de personas, por lo que los individuos en 72 desarrollos urbanos podrían estar expuestas de manera crónica a la contaminación del aire y sus riesgos.

En México entre el 2001 y el 2005 murieron 38,000 personas por cáncer de pulmón, enfermedades cardiopulmonares e infecciones respiratorias relacionadas con la contaminación atmosférica, generada principalmente por automotores.

[email protected]