La directora del Hospital de Traumatología Magdalena de las Salinas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Fryda Medina, informó de la muerte de uno de los pacientes que era atendido en esta unidad a causa de la explosión de una toma clandestina de un ducto de Pemex en el municipio de Tlahuelilpan, Hidalgo.

En entrevista con los medios, la directora declaró que “a pesar de los buenos cuidados intensivos desde el primer día en que llegó el paciente, sus riñones y corazón no reaccionaron y por eso es el fallecimiento de este paciente”.

Fryda Medina señaló que en esa unidad se han registrado tres decesos, y que hasta el momento se encuentran nueve pacientes hospitalizados con un diagnóstico de salud “extremadamente grave".

La directora detalló que de los doce pacientes que se recibieron en el hospital, sólo uno era mujer, la cual falleció el primer día de ingreso porque presentaba quemaduras en el 92% del cuerpo. 

Respecto a las edades de los lesionados, Medina indicó que en promedio son de 30 años y un joven de 17 que tiene el 65% de la superficie corporal quemada.

Por otra parte el director general del Hospital de Lomas Verdes, Gilberto Meza Reyes, informó que en una unidad se encuentran hospitalizados cinco pacientes con quemaduras que van del 75% al 95% en la superficie corporal, uno de ellos tiene 15 años de edad.

Explicó que tres de ellos se encuentran en estado extremadamente grave y dos muy grave.

“Sabemos de la extrema gravedad que tienen pero se están empleando todos los recursos disponibles para tratar de mejorarlos, sabemos que es difícil por el estado de gravedad en que se encuentran”, aseguró Meza Reyes.

El jefe de cirugía plástica y reconstructiva del hospital, Agustín Reyes Romero dijo que los pacientes además de presentar quemaduras corporales tienen quemaduras en varias áreas, lo que agrava el pronóstico de los internados.