Para Alejandro Rojas Diaz Durán, Morena no debe repetir la conducta del PRI y del PAN de convertir al Presidente de la República en su jefe político. Debe ser su aliado crítico, no su subordinado, aseguró. Aspirante a dirigir al Movimiento de Regeneración Nacional, Rojas Díaz Durán estimó que si sus competidores Yeidckol Polevnsky, Bertha Elena Luján o Mario Delgado, ganan la elección interna, el partido comenzará a perder posiciones en 2021, ya que privilegiarán los compromisos con sus grupos.

“Si seguimos con esta dirigencia y con cualquiera de los tres, doña Bertha, Yeidckol o Mario, vamos a perder en 2021, porque no tiene conocimiento, experiencia, capacidad, y porque además tienen compromisos con sus grupos”, sostuvo.

Entrevistado por El Economista en un restaurante de la Ciudad de México, Alejandro Rojas admitió una amistad con el senador Ricardo Monreal, de quien es su suplente; sin embargo, aseguró que no es su empleado ni tampoco lo apoya política ni económicamente. “Soy su amigo, no soy su empleado, que es diferente”, aseguró.

Aunque en mayo fue sancionado en Morena por enfrentamientos verbales con Yeidckol Polevnsky, Alejandro Rojas reitera que la actual secretaria general de Morena en funciones de Presidenta, no ha dado resultados al partido, además de que -consideró- es promotora de la reelección, y es “más cercana al chavismo venezolano, que al nacionalismo mexicano”.

Durante la entrevista, Alejandro Rojas Diaz Durán abordó sobre los temas polémico que emprende el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, como el Tren Maya; la refinería de Dos Bocas; el aeropuerto de Santa Lucia, entre otros. En algunos de ellos se pronunció por analizar la viabilidad de los proyectos,

–¿Cuál es el estatus de la impugnación que presentó ante el Tribunal Electoral?

“Hemos impugnado cientos de militantes de Morena la convocatoria para el proceso de renovación de dirigentes, son 25 estados que están en la rebelión de las bases militantes, porque la convocatoria que emitió Morena, el CEN y el Consejo Nacional, es anti estatutaria, es inconstitucional y es espuria, porque está excluyendo a siete millones de mexicanos que no quieren reconocer que además la convocatoria está basada en un padrón inexistente, en un padrón fantasma que ni siquiera está dado de alta en el INE. No está validado por la autoridad electoral. Entonces no puede haber una elección si no hay un padrón confiable, legal y válidamente compulsado por la autoridad correspondiente, porque la única instancia legal para validar el padrón la tiene el INE, para compulsarla con el padrón de otros partidos.

“Está impugnada, primero, por haber cerrado la afiliación, Morena no debió haber cerrado la afiliación unilateralmente, porque es violatorio de los ciudadanos, y viola el artículo 41 de la Constitución, porque Morena es una entidad de interés público, no es un ente privado, Morena siempre debe estar abierto para que la gente se afilie, y también la misma convocatoria la están violando, porque la secretaria general en funciones de presidenta ofreció hacer una campaña de reafiliación. No hay ninguna campaña de afiliación, ni la habrá. El problema es que no hay tiempo para afiliar a los 10 millones de lopezobradoristas que somos en el país, y credencializarnos. No hay tiempo de aquí a octubre para convocar a las asambleas distritales. Nosotros estamos proponiendo la ruta de Andrés Manuel López Obrador, que es celebrar asambleas legítimas y a su vez de manera paralela, vamos a decidir congresistas y consejeros de Morena en todos los estados para elegir Comités Estatales y Comité Nacional.

“El fondo del asunto es que yo estoy pidiendo, como ya lo señaló Andrés Manuel López Obrador, que sean tres encuestas, una que la organice el INE, otra la UNAM, y otra una empresa internacional, no una empresa que haya encuestas a modo. Que realmente quien gane, lo haga con la legitimidad y la autenticidad.

“Soy el único que está recorriendo el país desde abajo. Bertha Luján se reúne en el hotel Hilton. Yo me reúno en las comunidades más pobres, con la gente en la calle, o donde me invitan, no hay dinero de por medio.

“Han excluido a la mayoría de los militantes y a la mayoría de los dirigentes y líderes sociales que están en las comunidades, en los barrios, en los ejidos, los han hecho a un lado, no han ido a visitarlos”.

–Ya se han visto enfrentamientos entre los grupos de Morena. ¿Hay tribus como en el PRD?

“Lamentablemente en Morena se fueron reagrupando por haber cerrado la afiliación, se están organizando como tribus del PRD, porque tienen el síndrome; a la propia Yeidckol, a ella la metieron la gente de Los Chuchos, se le olvida o no lo quiere recordar. Muchos de los dirigentes vienen con ese ADN de la tribu, eso le hace mucho daño a Morena, que no tiene por qué estar organizado grupos internos para repartirse cuotas, cargos, candidaturas, sino que tiene que dejar entrar procesos democráticos, para que precisamente los dirigentes y candidatos sean quienes quieran la gente, no quienes quieran ellos.

–¿Cómo evitar eso?

“Abriéndole las puertas de Morena al pueblo, sobre todo de jóvenes, ellos son los que deben de tomar el control de Morena. Si yo gano me comprometo a que la mayoría de mis integrantes sean menores de 25 años, o 30 años. Morena tiene que ser, no el último partido del viejo régimen, sino el primer partido del nuevo régimen político, y para eso tiene que tener a las nuevas generaciones en la punta de lanza para ir modelando el Morena del futuro.  Porque ahora los partidos se deben organizar como lo hacen los jóvenes”, refirió.

–¿El Presidente es el jefe político de Morena?

“Hay que encontrar un equilibrio. Yo voy a ganar, y yo ofrezco ser un aliado del Presidente, no un empleado del Presidente. Morena lo que requiere es un dirigente con criterio propio, con independencia política, que esté abrevando del sentimiento popular, y que además esté siendo una conciencia crítica, propositiva y positiva del gobierno, y para eso hay que tener independencia, no una subordinación al Presidente, sino una alianza. Tampoco repetir el viejo esquema del PRI o del PAN , no tienen que ser el presidente de Morena un amigo del Presidente”.

–¿Se reconcilió con Yeidckol Polevnsky?

“Ha entregado muy malos resultados, hemos ido fracaso tras fracaso. Morena perdió tres millones de votos en las seis elecciones que pasaron. En Puebla, sacó más votos el PAN que Morena; en Tamaulipas nos arrasaron, en Aguascalientes también. En Tamaulipas sólo ganamos un distrito. Además ella comulga con conductas totalmente antidemocráticas, inconstitucionales como promover la Ley Bonilla, violando la Constitución, es promotora de la reelección disfrazada, ella es más chavista, más cercana al chavismo venezolano que al nacionalismo mexicano. Ella no le sirve a Morena, y además no ha entregado buenas cuentas”.

–¿Cómo ve a sus adversarios?

“Si seguimos con esta dirigencia y con cualquiera de los tres, doña Bertha, Yeidckol o Mario, vamos a perder en 202. Si gana uno de ellos, porque no tiene conocimiento, experiencia, capacidad, y porque además tienen compromisos con sus grupos. Yo no. Yo soy amigo de Ricardo Monreal, soy su amigo, no soy su empleado, que es diferente. No me está apoyando; él se pronunció incluso hasta por Mario Delgado. Yo voy a ser amigo de todos, de Marcelo Ebrard, del Presidente, soy aliado de la 4T, no soy empleado de ningún miembro de la 4T”.

–¿Qué piensa de la reducción al financiamiento a partidos?

“Hay que reducir el financiamiento a los partidos, y hay que ver cómo los militantes tienen que hacerse cargo de sus partidos. En Morena sería obligado pagar una membresía, dependiendo de sus posibilidades. Hay gente que tiene posibilidades, que coticen si están en el movimiento más importante de la historia de México y quieren pertenecer”.

–¿Cómo ve los proyectos del gobierno, por ejemplo el aeropuerto de Santa Lucia?

“No se requieren ni el aeropuerto de Texcoco ni el de Santa Lucia, se requieren hops. Si hay Plan C para hacer hops, no otro aeropuerto más”

–¿La refinería de Dos Bocas?

“Yo creo que habría que escuchar a expertos en el mundo, que tienen nuevas tecnologías y que pudieran contribuir a que Pemex salga del atolladero; yo creo que Pemex tiene que voltear a la asociaciones público-privadas sin perder la rectoría, eso no quiere decir que se pierda el petróleo”.

–¿El Tren Maya?

“Yo lo haría como consecuencia natural de impulsar un hop allá en la Riviera Maya, y solito el tren se va a dar, porque va a haber más turismo, van a salir de los hoteles todo incluido, porque hoy no salen, los encierran. Hay que eliminar el all inclusive”.

–¿Las consultas populares?

“Yo las haría con el INE para que nadie tenga dudas y nadie las critique. Hay tecnología, que el INE las hagas por teléfonos, mediante mensaje de texto”.

–¿La reforma para penalizar las facturas falsas?

“Hay que tener cuidado, no hay que criminalizar. No hay que equiparar a delincuencia organizada. Sí a los que tienen las empresas factureras, esos sí,  están organizados criminalmente, (pero no) a los que son víctimas de ellos, porque a gente de buena fe le han llegado facturas falsas, no porque las pidan, sino porque se las dan. Yo creo que hay un mercado negro que hay que combatir. Para eso hay inteligencia fiscal”.

–¿La revocación de mandato que dice la oposición se usaría para una posible reelección del Presidente?

“Andrés Manuel no se va a reelegir, ya lo dijo enfáticamente. Yo tampoco estoy en favor de la reelección. No podemos en este régimen político hacerlo. Estoy en contra de que cualquier gobernante quiera reelegirse”.

–¿El ajuste al Presupuesto para mayor gasto social?

“Que México renegocie su deuda externa, y su deuda interna. Mientras México no libere recursos suficientes para reinvertir en inversión productiva, no sólo social, sino que vaya directo a infraestructura, a detonar el desarrollo económico. Para eso México tiene que renegociar la deuda externa. Y para acabar con la delincuencia necesitamos que haya recursos”.

–¿El rechazo del Presidente a los comentarios de organismos internacionales y calificadoras?

“Yo no les haría caso, yo creo que si replanteamos el presupuesto, yo estoy seguro que México sacaría una buena negociación, México tendría dinero para invertir, y en automático las calificadoras van a dar para arriba. Que no nos quite el sueño eso; yo no estaría tan preocupado por eso”, finalizó.

[email protected]