El Senado de la República recortó presupuesto a varios de sus rubros, pero aumentó 320 millones de pesos al presupuesto de los grupos parlamentarios, que hasta el momento han tenido un manejo discrecional de sus gastos.

En el apartado del Estado Analítico del Ejercicio del Presupuesto de Egresos Clasificación por Objeto del Gasto, del 1 de enero al 30 de septiembre del 2014, la Cámara especifica que en el rubro Otros Servicios Generales, es decir, el monto que se destina a los grupos parlamentarios, aumentó de 629 millones 382,276 pesos -monto aprobado- a 949 millones 513,437.37 pesos -monto devengado.

También hubo aumentos a remuneraciones al personal de carácter permanente (3 millones 374,096 pesos más) y al de carácter transitorio (87 millones 518,762 pesos), así como remuneraciones adicionales y especiales (56 millones 279,195 pesos).

Mientras que otras áreas tuvieron recortes como lo fue Servicios de Viáticos, por viajes nacionales e internacionales que cayeron 29 millones 234,472.71 pesos, este rubro ha sido uno de los más cuestionados por los excesivos montos que se aportan a los legisladores para sus estancias en otros países o estados de la República.

De igual forma hubo recorte de 10 millones 963,664 pesos al rubro de Servicios Básicos, es decir, al gasto por servicios de telefonía, energía eléctrica, agua, servicio de telecomunicaciones y pensiones de estacionamiento, por citar algunos.

Así como 26 millones a los Servicios de Arrendamiento, es decir, el arrendamiento de equipos digitales de reproducción e impresión de libros y revistas, fotocopiadoras en las oficinas de legisladores, comisiones y comités, y el uso de patentes, derechos de autor y licencias de programas de cómputo.

El próximo año, el Senado tiene programado rubros extra de austeridad presupuestaria, esto se aúna a la cancelación de vinos de honor y bocadillos de los eventos de los legisladores; no obstante, un gasto que hasta el momento ha sido discrecional es el de los grupos parlamentarios.

tania.rosas@eleconomista.mx