Ciudad Juárez.- Una vocera del FBI dijo el miércoles que un grupo de soldados mexicanos apuntó sus fusiles para ahuyentar a los agentes de la Patrulla Fronteriza que investigaban la muerte de un joven mexicano de 15 años.

El chico fue baleado por un agente de la Patrulla Fronteriza, quien dijo que se defendió de un grupo que le lanzaba piedras cerca del Río Bravo, que divide la frontera entre Ciudad Juárez, México, y El Paso, Texas.

La vocera del FBI, Andrea Simmons, dijo el miércoles a The Associated Press que los investigadores de la Patrulla Fronteriza se vieron obligados a abandonar el lunes el lugar, luego que los soldados mexicanos les apuntaron con sus armas desde el otro lado del río.

apr