El embajador de Estados Unidos en México, Anthony Wayne, afirmó que el gobierno de su país ha definido como prioridades de la agenda bilateral con México el combate contra la trata de personas y la transición al sistema de justicia acusatorio.

Durante la inauguración del Taller de Capacitación Trata de Personas, Trabajo Sexual y enfoque de Derechos Humanos, Wayne subrayó que la trata de personas es un flagelo que impacta no sólo a México y a Estados Unidos, sino que ocurre en todos los países.

Aseguró que en el mundo existen aproximadamente 27 millones de personas que son víctimas de este delito, y son separadas de manera forzada de sus casas y familias, así como retenidas contra su voluntad en fábricas, granjas y casas particulares.

Esas víctimas son compradas y vendidas para prostituirlas, además de que muchos menores de edad son capturados para servir como soldados, insistió el diplomático estadounidense.

La embajada, a través de la Oficina Internacional para el Desarrollo de Sistemas de Procuración de Justicia, del Departamento de Justicia y la Oficina de Investigaciones del Servicio de Inmigración y Aduanas, trabaja con los gobiernos capitalino y de los estados de México, Chiapas, Tlaxcala, Oaxaca, Puebla y Quintana Roo, en la capacitación contra la trata de personas.

Sobre el foro, Wayne precisó que es un gran ejemplo de los esfuerzos coordinados entre Estados Unidos y México, y promete impulsar aún más nuestra colaboración en la medida en que juntos nos especializamos en temas más profundos.

Este foro ayudará a que investigadores y fiscales especializados lleven a cabo sus funciones en beneficio de las víctimas de trata y apoyen con sus acciones al sistema jurídico mexicano , enfatizó.

A su vez, la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), Perla Gómez, sostuvo que cuando se realiza con fines de explotación sexual, la trata de personas afecta particularmente a las mujeres y es el segundo delito más importante desde la perspectiva del crimen organizado.

La ombudsman capitalina detalló que el objetivo del evento es intercambiar experiencias y buenas prácticas con Estados Unidos en temas vinculados a los derechos humanos de las personas trabajadoras sexuales.

Gómez Gallardo expuso que la trata de personas es un delito que engloba varios más, como el crimen organizado, la violencia contra las mujeres, el narcotráfico, los feminicidios, las desapariciones forzadas, entre otros.

La CDHDF fue anfitriona y partícipe del taller, convocado conjuntamente con la Embajada de Estados Unidos y las organizaciones Urban Justice y la Coalición contra la Trata de Personas, para generar un intercambio de experiencias y buenas prácticas que permita continuar con el combate a ese flagelo.

mrc