El presidente Felipe Calderón afirmó que en México existen las condiciones idóneas para que los negocios prosperen, lo que la hace una nación rentable y segura para invertir.

Al encabezar el desayuno con empresarios México es oportunidad , el Ejecutivo federal señaló que las reservas internacionales del país han llegado a máximos históricos y que 2010 cerró con una tasa de crecimiento de 5.5%, la más alta en 10 años.

Acompañado por el secretario de Economía, Bruno Ferrari, el Ejecutivo federal destacó que México avanza en competitividad y se trabaja para ello, y sabemos que tenemos que ir por más .

Expuso que el país requiere hoy reformas de gran calado , como de corte laboral, para facilitar el acceso al mercado de trabajo a jóvenes y mujeres, e impulsar la competitividad.

Mencionó que en este ámbito se encuentra también la reforma en materia de asociaciones público-privadas, la cual permitirá desarrollar aún más rápidamente la infraestructura del país.

En la Hondonada de la Residencia Oficial de Los Pinos, el presidente Calderón reconoció que las empresas requieren estar respaldadas por la firme aplicación de la ley, por lo cual su administración trabaja para fortalecer a las instituciones de seguridad y justicia.

Dijo que su labor es combatir a los delincuentes y consolidar a México como un verdadero Estado de derecho, que ofrezca certidumbre jurídica a la gente y a los inversionistas.

Explicó que no se trata sólo de combatir a los criminales, así sean los más peligrosos , sino de construir un nuevo y verdadero entramado en materia de seguridad y procuración de justicia con una visión de largo plazo, que consolide a México como una gran nación de leyes, con instituciones sólidas.

Solo a través de renovadas y fortalecidas instituciones de seguridad y justicia prevalecerá, precisamente, el Estado de derecho; y ese es el objetivo en el que está trabajando intensamente el gobierno que encabezo , abundó.

Calderón Hinojosa destacó que su administración trabaja deliberadamente para que cada vez más compañías en todo el mundo vean a México como el sitio idóneo para invertir y para crecer.

Mencionó que por fortuna algunos resultados están a la vista, como el hecho que en los últimos cuatro años la inversión extranjera directa ha alcanzado casi 90 mil millones de dólares, lo que representa un crecimiento significativo respecto de los años previos, a pesar de la peor crisis económica que vino de fuera.

Hizo ver que en lo personal, para él, es una prueba de que aún en las coyunturas más difíciles , las compañías globales apuestan por México, porque ven aquí un futuro de certidumbre, de prosperidad y, desde luego, de capacidad en el futuro .

DOCH