El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, afirmó que México no puede aspirar a quedarse con todos los bienes materiales que hizo durante sus actividades ilícitas el narcotraficante Joaquín "El Chapo" Guzmán, y tendrá que compartirlos con Estados Unidos.

“Vamos a tener que llegar a una negociación al final en la recuperación de los activos. México no se va a poder quedar con todos, pero Estados Unidos tampoco”, afirmó.

En la conferencia matutina en Palacio Nacional, acompañado del presidente Andrés Manuel López Obrador, el canciller dijo que el gobierno de México está obligado a hacer una negociación con su contrapar estadounidense para repartirse los bienes del narcotraficante, ya que el juicio se llevó a cabo en la Unión Americana, y porque gran parte de las utilidades están en Estados Unidos, no en México.

Marcelo Ebrard dijo que en la reunión que sostuvo ayer con el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, abordó este tema, y le solicitó abrir una mesa binacional para negociar la recuperación de activos de "El Chapo".

“Mejor que sea un grupo binacional evidentemente; como va a ser una tarea conjunta, vamos a tener que llegar a una negociación al final en la recuperación de los activos”, comentó Ebrard.

Aseveró que la negociación deberá partir sobre los activos que se hablaron durante el juicio legal que se desahogó en una corte de Nueva York contra Guzmán.

“¿Por qué tendríamos que trabajar junto con Estados Unidos? Porque hay información sobre activos en el sistema financiero o en otras áreas que Estados Unidos tendría y que debería compartir con México, igualmente, que nosotros tendríamos que compartir con ellos, información también respecto a México”, comentó.

Ebrard dijo que no hay un cálculo real de la fortuna de Guzmán Loera, aunque se ha dicho que "El Chapo" es uno de los networks más ricos del mundo, con una posible fortuna de entre 12,000 o 15,000 millones de dólares.

“Nosotros pensamos que una parte importantísima de las utilidades de estos networks o cárteles están en Estados Unidos, no en México. ¿Y por qué decimos eso o por qué pensamos eso? Porque es muy complicado. Si asumimos que las cifras de las que estamos hablando son billones de dólares, mover billones de dólares en efectivo, que digamos se paga en Estados Unidos, porque es el consumo y buena parte de esas utilidades deben de estar en alguna parte en Estados Unidos y otra parte en México. Por eso pensamos que es binacional" señaló el canciller.

“Sería muy difícil suponer que un negocio tan grande; producción, distribución y venta final, todo está en México. Eso no es cierto, por supuesto que no. Entonces, eso lo vamos a demostrar investigando”, comentó.